Category Archives: Cáncer

Mi pueblo, ¿el más contaminado?

Los vecinos de Alonsotegi siempre nos hemos quejado de vivir en un pueblo muy contaminado. La actividad industrial del siglo XX, con escaso o nulo control ambiental, nos obligó a vivir entre fundiciones y fábricas químicas, respirando un aire grisáceo y vertiendo nuestras aguas sucias directamente a un río Cadagua multicolor.

Esto se vio agravado cuando en 1973 el Ayuntamiento de Bilbao decidió ubicar su vertedero de basura doméstica en el límite con Alonsotegi. Tras la crisis de los 80 la mayoría de las fábricas cerraron y mejoró la calidad del aire y del agua. La polémica se reavivó con la decisión de la Diputación Foral de Bizkaia de instalar una planta de valorización de residuos (incineradora) junto al vertedero. Todo esto ya lo comenté en el post “Incineración de residuos y organismos transgénicos, dos polémicas paralelas”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ahora otra vez, las protestas han salido a la calle, a cuenta de la solicitud de instalación de un tanatorio con crematorio en el polígono industrial de Arbuio, alegando la supuesta contaminación emitida y la cercanía de las viviendas. Para ver hasta qué punto es real esta percepción de la calidad ambiental de nuestro pueblo, voy a dar un repaso histórico de las actividades desarrolladas, tratando de aportar los datos que nos permitan afirmar o rechazar si vivimos en uno de los pueblos más contaminados de Euskadi, y si la incidencia de cáncer y la mortalidad está por encima de la media.

Actividades preindustriales

Antes de la revolución industrial, ya había ciertas actividades con un importante impacto en nuestro entorno. Los montes de alrededor suministraban pasto para el ganado, leña para los caseríos y carbón vegetal y hierro para las ferrerías. Además el agua del río Cadagua y de los arroyos movía los molinos y el martillo pilón de las ferrerías. Llegó a haber cinco molinos (Linaza, Lasao, Aldanondo y dos en Irauregi) y cuatro ferrerías (Aldanondo, Coscojales y las dos de Irauregi). En 1880, la ferrería de Aldanondo producía 600 quintales de hierro (27.000 kg.)

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La mina de hierro del monte Zamaia (594 m) se explotó hasta los años 60. El mineral se transportaba mediante un tendido aéreo hasta el centro urbano, donde se cargaba en vagones de tren.

Otras actividades comunes entonces eran la extracción de roca caliza para la obtención de cal y piedra para la construcción; en invierno, se acumulaba nieve en las neveras del Pagasarri y Ganekogorta para su transformación en hielo y posterior venta en Bilbao.

 

Neveras sept-2003 (2)

Nevera del Pagasarri, restaurada en 2003.

Tampoco podemos olvidar la tala de los bosques para obtener madera para la construcción de edificios y barcos. A cuatro kilómetros se encontraba el Real Astillero de Zorroza, donde ya en el siglo XV (antes de ser Real) se construían diferentes tipos de naves. A partir de 1615 se construyeron aquí naves de guerra, galeones y correos de Indias.

Real Astillero Zorroza

Real Astillero de Zorroza. Grabado de 1787. Bibl. Nac. Madrid.

Indudablemente todas estas actividades han dejado huella en el territorio: galerías mineras, desmontes, rellenos con la escoria del mineral. Y también en la vegetación: de los bosques naturales de robles, hayedos y encinas apenas quedan unos bosquetes.

Ladera Ganekogorta 130228

En la ladera norte del Ganekogorta se conservan bosques de hayas y robles. En los últimos años se ha hecho una importante labor de reforestación con especies autóctonas (Foto 27/02/2013).

Industrialización

La Revolución Industrial sustituyó las ferrerías y molinos por otro tipo de fábricas: textiles en Irauregi y Arbuio, fábrica de cucharas de Irauregi, de explosivos en Arbuio, de tubos en Basteita. También aparecieron las minicentrales hidroeléctricas en el río Cadagua que suministraban energía a las fábricas, y en una fase posterior, las plantas químicas y las fundiciones y fábricas auxiliares de la industria siderúrgica y naval de la margen izquierda de la ría de Bilbao.

38 Trabajadores de la cucharera 1920

Fabrica de cucharas de Irauregi, años 20.

Rica 1959

Fábrica textil de Arbuio, 1959.

Fábrica tubos 2004

Ruinas de la fábrica de tubos de Basteita, 2004. En la actualidad aquí se ubica el campo de fútbol.

Contaminación atmosférica

En Euskadi y sobre todo en la margen izquierda de la ría del Nervión, durante esa época la industria siderúrgica era la reina de la actividad económica, y aparte de los altos hornos de Barakaldo y Sestao, las fundiciones abundaban por nuestros pueblos, talleres auxiliares que trabajaban para las grandes acerías y fábricas de bienes de equipo y de construcción naval.

Este tipo de actividad industrial es una de las más contaminantes. En todos los pasos del proceso productivo se generan contaminantes: desde el transporte y descarga de materiales, hasta el desmoldeo y refinado final de la pieza, con la emisión de partículas en suspensión (Pm10). En las sucesivas etapas intermedias se generan compuestos orgánicos volátiles (COV), dioxinas y furanos (PCDD/F), gases tóxicos (CO, NOx, SOx, SH2, HCl, HCN, HF, HAP), gases de efecto invernadero (CO2 y NH3).

Veamos algunos efectos de estos contaminantes:

  • Compuestos de azufre – SOx, SH2: Es el principal causante de la lluvia ácida, “quemando” los tejidos vegetales. En cuanto al ser humano, es irritante de las vías respiratorias y afecta sobre todo a ancianos, asmáticos y personas con problemas respiratorios crónicos.
  • Compuestos de nitrógeno – NO, NO2, NOx, NH3: Afectan al tracto respiratorio lo que conlleva, a medida que aumenta la dosis: irritación nasal, incomodidad respiratoria, dolores respiratorios agudos, edema pulmonar y finalmente la muerte.
  • Monóxido de carbono – CO: Se combina con la hemoglobina de la sangre, provocando alteraciones cardiovasculares.
  • Dióxido de carbono – CO2: No es tóxico, pero es un gas de efecto invernadero y el aumento de su concentración en la atmósfera contribuye al cambio climático.
  • Hidrocarburos alifáticos (NH3 – amoniaco) y aromáticos (HAP: benceno, tolueno, etc.): Irritantes. Los vapores de los aromáticos son mucho más irritantes para las membranas mucosas y pueden causar lesiones sistemáticas al ser inhalados.
  • Compuestos orgánicos volátiles (COV): Son una gran cantidad de compuestos químicos diferentes, una buena parte derivados de disolventes (acetona, hexano, tolueno, etc.). Cuando reaccionan con los óxidos de nitrógeno forman el smog, la típica nube de contaminación sobre ciudades y áreas industriales. Y su reacción con la luz solar provoca la formación de ozono, que si bien en las capas altas de la atmósfera (estratosfera) nos protege de los rayos ultravioletas, en las capas bajas (troposfera) empobrece la calidad del aire provocando trastornos respiratorios.
  • Partículas en suspensión: Las partículas de tamaños comprendidos entre 1 y 10 micras (Pm10) tienden a formar suspensiones mecánicamente estables en el aire, por lo que reciben el nombre de «materia en suspensión», pudiendo ser trasladados a grandes distancias por la acción de los vientos. En este caso están compuestas principalmente por metales pesados. Provocan problemas respiratorios, tanto más graves cuanto más pequeñas son.
  • Metales pesados: Una de las consecuencias más graves de la presencia de metales tóxicos en el ambiente es que no son degradados, ni química ni biológicamente, por la naturaleza, lo que origina su persistencia en ella. Esta persistencia lleva a su acumulación en los tejidos de los seres vivos. Como consecuencia de este proceso, las concentraciones de metales pueden alcanzar valores muy superiores a los encontrados en la atmósfera. Dependiendo del metal y su concentración, la toxicidad varía, desde baja en el caso del bismuto hasta muy alta del berilio. Pueden provocar problemas cardiovasculares, lesiones hepáticas, daños cerebrales y cáncer.
  • Dioxinas y furanos: La Organización Mundial de la Salud los incluye en la «docena sucia»: “un grupo de productos químicos peligrosos que forman parte de los llamados contaminantes orgánicos persistentes (COP). Una vez que han penetrado en el organismo, persisten en él durante mucho tiempo gracias a su estabilidad química y a su fijación al tejido graso, donde quedan almacenadas. Se calcula que su semivida (tiempo en el que su concentración se reduce a la mitad) en el organismo oscila entre 7 y 11 años. Cuanto más arriba se encuentre un animal en la cadena alimentaria, mayor será su concentración de dioxinas”. Ver post sobre incineración.

La falta de sensibilidad ambiental, la escasa legislación y las tecnologías obsoletas, permitieron que todos estos contaminantes se liberaran directamente al medio, con efectos inmediatos en la salud de la población y del entorno natural, y con otros a más largo plazo, por su acumulación en el suelo y en los tejidos de los seres vivos.

labegaraiakAltos Hornos de Vizcaya (Foto Euskomedia)

Prueba de ello es que, en 1975, en Sestao y en el plazo de menos de un mes, se registraron tres grandes nubes de contaminación como consecuencia de los gases de escape de Altos Hornos de Vizcaya. Como recoge la prensa de la época (ABC 7/05/1975), además de la falta casi completa de visibilidad, la población sufrió fuertes irritaciones nasales y de los ojos. La empresa lo achacó a labores de mantenimiento, añadiendo que ¡las emisiones no eran tóxicas! La presión social ante la repetición de estas situaciones obligó a que, finalmente, se solicitara oficialmente la declaración para la comarca del Gran Bilbao de “zona contaminada”, lo que suponía en caso de aprobación, la adopción de medidas de emergencia para reducir los índices de contaminación de la zona. Finalmente, en 1977 se publica en el BOE el Real Decreto por el que establecen medidas de control de emisiones y de prevención y corrección de la contaminación. En el mismo decreto se daba un plazo de 6 meses para aprobar un “Plan de Saneamiento del ambiente atmosférico”, lo que se hizo en el Real Decreto 3037/1978, de 4 de diciembre. Este plan constaba de cuatro programas anuales y se daba un plazo a las industrias contaminadoras para adaptar sus instalaciones a los límites de emisión establecidos; se establecían mediciones de las emisiones en los principales focos de las industrias, se fijó la calidad de los combustibles que se podían consumir en cada actividad y se proyectó la construcción de una red de vigilancia de la contaminación atmosférica. Algunas noticias que nos dan idea de la situación que se vivía entonces: Un proyecto ambicioso contra la contaminación en Bilbao (1976); Bilbao podría ser declarado “zona de atmósfera contaminada” (1977); Quince millones de pesetas se precisan para eliminar la contaminación de Bilbao (1977); El aire de Bilbao era ayer casi irrespirable (1979).

A partir de esos años, la calidad ambiental de estos municipios empezó a mejorar, pero no sólo por las medidas correctoras que se pusieron en marcha. La crisis industrial que empezó en los años 70 provocó en los siguientes 20 años el paulatino cierre de las fábricas tradicionales. Así, en el año 2000 se aprueba la cesación de la declaración de zona contaminada.

Contaminación de las aguas

En los años 60, la ría de Bilbao era el principal colector de aguas residuales de Bizkaia, puesto que recogía las aguas fecales de una aglomeración urbana de un millón de habitantes, además de los vertidos industriales de multitud de empresas.

En 1967, 17 municipios de la comarca de Bilbao constituyeron un Consorcio para la instalación y gestión de los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento en red primaria. En la actualidad el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia agrupa a setenta y siete municipios, además de a la Diputación Foral de Bizkaia y el Gobierno Vasco. Centrándonos en el saneamiento, la principal actuación de esta entidad es la construcción de la depuradora de aguas residuales de Galindo (Sestao), construida entre los años 1985 y 1990, y que en la actualidad trata 350.000 m3 de aguas residuales diariamente.

En este blog podéis ver el antes y después del saneamiento de la ría. Fijaos en esta foto de Zorroza en 1979, donde el río Cadagua se une a la ría: no es que el Cadagua estuviese limpio, simplemente estaba menos sucio ese día.

Cadagua-ría 1979

La era post-siderúrgica

En 1991 Alonsotegi se desanexiona de Barakaldo y forma un nuevo ayuntamiento con escasos medios que tiene que hacer frente a una fuerte problemática social, económica y ambiental: alta tasa de paro, descenso de población, ruinas industriales, suelos contaminados, desorden urbanístico, una carretera con alta intensidad de tráfico que atravesaba el casco urbano, el mayor vertedero de Bizkaia a las puertas del pueblo (ver post de Incineración), problemas de inundabilidad y desprendimientos (ver “Mi pueblo en un embudo”), etc. A partir del año 2000, la buena situación económica permitió realizar una serie de actuaciones que corrigieron o paliaron esos problemas: obras de regeneración urbana con renovación de calles y redes de servicio, la reforestación y las obras sobre el río ya explicadas en el otro post, la construcción de la variante que sacó el tráfico del pueblo (corredor del Cadagua), la construcción del colector que lleva las aguas fecales a la depuradora de Galindo …

Errota abril 2006

Viaducto del Corredor del Cadagua en construcción, 2006.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Obras del colector de aguas residuales, 2006.

Esto ha ido mejorando la calidad urbana y ambiental del municipio, no sin altibajos, como veremos ahora.

En 2005, un estudio realizado por la ingeniería LABEIN por encargo de IHOBE (Sociedad Pública de Gestión Ambiental dependiente del Gobierno Vasco), que a su vez cumplía de esta forma la Directiva Europea de Calidad del Aire, mostraba que en algunos momentos en Alonsotegi se superaban los límites marcados por la UE para las Pm10. Estas partículas, ya mencionadas, pueden tener varios orígenes. El polvo natural y el surgido de obras o canteras, por un lado; y por otro las actividades de combustión, como calefacciones, fábricas y vehículos. En aquel momento, las fuentes de este tipo existentes en nuestro entorno eran las siguientes:

  • ARKEMA (planta química en Alonsotegi), PROFUSA (planta de coque en Kastrexana – Barakaldo, a 2 km del núcleo urbano de Alonsotegi), la incineradora de residuos urbanos ZABALGARBI y la cercana cantera de Zaramillo (Güeñes).
  • La carretera vieja era el foco correspondiente al tráfico de vehículos, 25.000 vehículos diarios atravesando el casco urbano.
  • En ese momento se estaban ejecutando en Alonsotegi tres obras de gran envergadura, con grandes movimientos de tierras: el Corredor del Cadagua, el interceptor (colector) del Consorcio de Aguas y el campo de fútbol Basteita.

Las mediciones se realizan en dos estaciones de control de calidad del aire, una la de Kastrexana, junto a la empresa PROFUSA, y otra en el centro de Alonsotegi. También hay que tener en cuenta en estos casos que el flujo de viento influye de manera determinante en el transporte de contaminantes y por lo tanto en la identificación de focos de emisión. En la estación de Kastrexana la dirección del viento predominante es Sur-Este (S-E), en cambio en la estación de Alonsotegi los vientos tienen dirección Oeste (O).

Las conclusiones resumidas de este informe son las siguientes:

Las mayores concentraciones de PM10 se dan cuando se produce una penetración de aire contaminado del Bajo Nervión arrastrando otras emisiones producidas en la desembocadura del Cadagua. Esta situación se suele dar con más frecuencia en primavera-verano. Cuando las direcciones de viento son opuestas, del Oeste (situación más frecuente) las concentraciones son menores, mas constantes y su procedencia parece tener un carácter más local, estando asociada a la propia actividad del pueblo y el tráfico de la carretera general. El tráfico urbano dentro del municipio no tiene influencia directa sobre los niveles de PM10.

En comparación con estaciones urbanas (se refiere a otros lugares), los niveles de Castrejana y Alonsotegi no alcanzan valores tan altos y los picos de la mañana y tarde se encuentran mucho menos marcados.

En cuanto a la composición del material particulado se observa que únicamente las concentraciones de Cromo (Cr) y Níquel (Ni) se encuentran por encima de los valores habituales de España. El resto de metales encontrados, Cadmio (Cd), Manganeso (Mn), Plomo (Pb), Arsénico (As) y Cobre (Cu), presentan niveles normales. El Plomo, Cadmio, Arsénico y Níquel, cumplen los valores establecidos para la protección de la salud.

La legislación vigente señala la necesidad de realizar Planes de Acción en las zonas que se estén superando los valores límite de contaminantes, como es el caso de Alonsotegi. En estos Planes de Acción, deben conseguir reducir los niveles de contaminación a valores aceptables para la salud humana y los ecosistemas.

Siguiendo estas recomendaciones se puso en marcha un plan de acción a nivel del Bajo Nervión y desde 2007 no se han vuelto a superar esos límites en Alonsotegi.

En la revisión y actualización realizados en 2009, los mayores niveles de Pm10 y óxidos de nitrógeno se producen en momentos de vientos flojos, se atribuyen al tráfico de vehículos y se observa un descenso desde la apertura de la variante Corredor del Cadagua (supongo que debido a una mayor dispersión por encontrarse a cierta altura).

Situación ambiental actual

Contaminación atmosférica

La calidad del aire se evalúa por medio de los denominados niveles de inmisión, que vienen definidos como la concentración media de un contaminante presente en el aire durante un periodo de tiempo determinado. La unidad en que se expresan normalmente estos niveles son microgramos de contaminante por metro cúbico de aire, medidos durante un periodo de tiempo determinado.

Los daños sobre la salud o el medio ambiente se pueden producir por una alta concentración de contaminante de forma puntual (por escape, vertido o coincidencia de varios focos a la vez), o bien por la emisión y acumulación durante un periodo de tiempo de determinadas cantidades de contaminante. Por eso, dependiendo del contaminante, se controlan los valores promedio en 1 hora, 8 horas, 24 horas y año civil. Los valores límites establecidos por la legislación van descendiendo cada año. No voy a citar la amplia legislación vigente en este campo, desde las Directivas europeas hasta las ordenanzas locales, están disponibles en esta página del Gobierno Vasco.

Como se puede ver en el último informe “Datos de la Red de Control y Vigilancia de la Calidad del Aire de la CAPV 2011”, para las estaciones de Alonsotegi y Kastrexana, sólo en la de Kastrexana se superaron dos días el valor límite diario de Pm10, siendo el máximo permitido de 35 ocasiones por año. Para el resto de contaminantes (SO2, NO2, ozono) no se han superado los límites en ninguna de las dos estaciones. Como refleja el análisis de datos, en 2011 sólo se superaron los valores límites diarios de Pm10 en el Parque Europa de Txurdinaga (Bilbao) y Zumarraga; en el caso del ozono se superaron los valores objetivos en los parques naturales de Urkiola y Valderejo (curioso pero habitual en este contaminante, se genera en zonas urbanas y los mayores niveles se alcanzan en zonas rurales cercanas ver aquí). Todos los demás contaminantes se encuentran por debajo de lo establecido en la normativa vigente.

En esta página se pueden consultar los datos de las últimas 24 horas, de la última semana, así como los datos históricos de la Red de Vigilancia y Control de la calidad del aire de Euskadi, donde se incluyen las estaciones de Alonsotegi y Kastrexana.

En cuanto a la emisión de gases de efecto invernadero, en Euskadi en 2010 el 37% correspondía al sector energético, el 25% a la industria, y el 24% al transporte. No podemos olvidar, que en los últimos años el sector industrial, obligado por la normativa europea, ha tenido que hacer una profunda renovación tecnológica, que le ha permitido disminuir en gran medida tanto la emisión de contaminantes como el consumo de energía. Mientras tanto, el crecimiento del sector del transporte lo ha convertido en uno de los principales contaminadores.

Además de estos controles de la calidad del aire, existen otros regulados por la correspondiente normativa (disponible aquí) que ya comenté en el post sobre incineración. Sólo recordar que las plantas industriales, a partir de cierto tamaño, están obligadas a utilizar las últimas tecnologías disponibles con el fin de minimizar su impacto ambiental, así como a llevar un registro de sus emisiones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Contaminación de las aguas

Veamos algunos datos del estado del río Cadagua comparado con otros ríos de Bizkaia:

RED DE SEGUIMIENTO DEL ESTADO BIOLÓGICO DE LOS RÍOS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DEL PAÍS VASCO Documento de síntesis – Campaña 2011 (URA – Agencia Vasca del Agua)

“En 2011 se cumplen objetivos ambientales (muy bueno o buen estado o potencial ecológico) en las siguientes masas de agua de la categoría río (Figura 3):

-       En la Vertiente cantábrica (área de Bizkaia): las masas de las cuencas del Agüera, Barbadun, Kadagua y Lea;”

“En 2011, se incumplen claramente los objetivos ambientales con una calificación de estado o potencial ecológico deficiente o malo en las siguientes masas (Figura 3):

-       En la Vertiente cantábrica (área de Bizkaia): cuencas del Asua, Gobela, Oka y Golako, el alto Nerbioi, parte del tramo medio del Ibaizabal (Ibaizabal-B, C y D) y sus tributarios Sarria y Aretxabalgane. Además, del tramo bajo del Butroe (Butroe-B).”

Red de seguimiento del estado químico de los ríos de la Comunidad Autónoma del País Vasco Documento de síntesis – Campaña 2011 (URA – Agencia Vasca del Agua)

En la estación KAD504, situada aguas abajo de Alonsotegi vemos el estado físico-químico según los siguientes índices:

-       IFQ-R “Muy bueno”. Valoración global del estado de una masa de agua, en función de las condiciones físico-químicas generales que están directamente relacionadas con las presiones de origen antropológico, especialmente, por contaminación puntual; por lo tanto, sirve para analizar estas presiones y su repercusión ecológica a nivel de masa de agua.

-       ICG (Índice de Calidad General ) ”Moderado”.

-       Índice de Prati “Muy bueno”; II ó C;

-       El estado químico global no alcanza por la concentración de mercurio, que en 2011 ha incumplido la norma de calidad en todos los puntos de control analizados, reconociendo que parece un tanto anómalo.

“La calidad del agua en Bizkaia 2009– Resumen“, (Diputación Foral de Bizkaia).

“Es muy importante destacar el incremento de calidad debido a la implantación de las soluciones de saneamiento en todo el eje del Ibaizabal y sobre todo del Kadagua, que por sus peculiares características (pocos afluentes con presiones), ha logrado que esta cuenca casi esté en condiciones de cumplimiento de la Directiva Marco del Agua.

Sin embargo, el Ibaizabal con mejorar enormemente su calidad fisicoquímica, y por tanto también biológica, no ha logrado pasar de un deficiente estado y alcanza, como mucho, un moderado estado en algunas ocasiones (Figura 13).Es evidente, que no se ha producido la recuperación de la calidad ecológica esperada, no así la calidad fisicoquímica que como veremos en el apartado siguiente sí es un hecho.” (pag. 25).

“…en los tramos medio y bajo del Kadagua sí se ha detectado una recuperación importante, hasta tal punto que han alcanzado el buen estado”.(pag.28)

“Entre las masas naturales (Tabla 6), el mayor porcentaje se encuentran en Buen estado ecológico (12 estaciones), Ríos costeros, Lea, Tramo alto-medio del Artibai, Tramo alto del Oka, todo el eje del Barbadun, Herrerias y tramo medio del Kadagua justamente después de la entrada del Herrerias.. (pag. 32).

“La buena calidad fisicoquímica (Figura 40) que presenta actualmente el eje del Kadagua se encuentra en relación a:

  • la implantación de saneamiento en la cuenca
  • a las propias características del río (es un río caudaloso y cuenca de especial orografía) que permite aporte de tributarios que no están sometidos a presiones.
  • El eje del Kadagua únicamente presenta una buena calidad biológica en el tramo bajo”. (pag. 36).

En el caso de la ría de Bilbao, los últimos estudios muestran que, aunque la presencia de compuestos químicos procedentes de actividades humanas todavía es clara, ha mejorado en lo que respecta a la contaminación por metales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En definitiva, que las actuaciones realizadas para la depuración de aguas residuales están dando sus frutos y, debido a las características propias del Cadagua, su regeneración ambiental es más rápida que, por ejemplo, el Ibaizabal y el Nervión. Es verdad que en verano, con poco caudal, aparecen unas manchas muy aparatosas de gasoil, producto de la filtración de antiguos depósitos en el polígono industrial Alonsotegi Elkartegia, pero no afecta al estado general del río.

Aquí se puede consultar la legislación sobre aguas residuales y aquí la de vertidos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Contaminación del suelo

En el inventario de suelos potencialmente contaminados de la CAPV, se recogen los puntos donde se cree que el suelo puede estar contaminado debido a la actividad que se ha realizado en épocas que no se controlaban estas actividades. Cuando la titularidad de estos suelos es pública hay una línea de subvenciones para que los ayuntamientos puedan llevar a cabo la descontaminación de los suelos. No es el caso de Alonsotegi, ya que los puntos incluidos en el inventario son privados. En ese caso lo que marca la ley es que, cuando se ponga en marcha cualquier tramitación que afecte a esos terrenos (compra-venta, algún tipo de solicitud de licencia…), el ayuntamiento debe solicitar al titular un informe de calidad del suelo, y en caso de que se demuestre su contaminación, se obligará a la limpieza antes de dar cualquier autorización. Lógicamente, debido al pasado industrial de nuestro municipio hay varios puntos, como en toda la margen izquierda y en todas las áreas industriales de Euskadi.

“Uno de los pueblos más contaminados”

Después de ver todos estos datos, ¿podemos seguir afirmando que Alonsotegi es uno de los municipios más contaminados? LA RESPUESTA ES NO.

Hemos visto que en cuanto a calidad del aire, desde 2007 no se ha superado ningún valor límite en la estación de Alonsotegi y sólo dos veces las Pm10 en la cercana de Kastrexana. En general, la calidad del aire en Euskadi fue buena en 2011.

En cuanto al río Cadagua, todos los análisis indican que la calidad del agua, tanto biológica como química, es buena, frente a otros cercanos cuya mejoría es mucho más lenta y complicada. El hecho de que puntualmente aparezca alguna mancha no modifica el estado general. Otro indicador que todos podemos ver es la amplia fauna de aves acuáticas que alberga, tanto piscívoras como herbívoras: garzas, garcetas, patos de varias especies, cormoranes, pollas de agua, gaviotas de varias especies, martín pescador… Un paraíso sin la trucha arco iris

Sí es cierto que en los suelos señalados como potencialmente contaminados puede haber contaminantes que ocasionalmente se liberen al ambiente, sobre todo que se filtren a las aguas subterráneas. Algún punto ya se ha descontaminado y con el tiempo se hará lo propio en los demás. En cualquier caso, comparado con los municipios cercanos de la margen izquierda estamos muy por debajo en número de terrenos potencialmente contaminados.

Y esto no pasa solo en Alonsotegi, periódicamente salen noticias de municipios industrializados de Bizkaia (Muskiz, Durango), donde los vecinos se quejan por vivir en el pueblo más contaminado y con mayor tasa de enfermedades provocadas por la contaminación.

Incidencias en nuestra salud

Otras de las afirmaciones que se oyen habitualmente son: “Cada vez muere gente más joven” y “Cada vez hay más cáncer”. Es difícil obtener este tipo de datos de un solo municipio, pero con lo que he encontrado, vamos a ver si podemos aceptar esas afirmaciones.

Como ya comenté en el post de la incineradora, con la puesta en marcha de Zabalgarbi se inició un estudio epidemiológico cuyos resultados hasta ahora muestran que no hay diferencias con los municipios de nuestro entorno. Y no hay ningún estudio que establezca una relación causa-efecto entre las modernas instalaciones de incineración y mayor incidencia del cáncer en poblaciones cercanas.

Está claro que la exposición a los contaminantes afecta a nuestra salud, e incluso que en los casos más graves puede producir la muerte. La exposición al amianto de trabajadores de diferentes industrias durante su vida laboral está provocando en la actualidad una alta tasa de mortalidad por cáncer. Pero casos de este tipo y episodios como el relatado de los años 70 en la comarca de Bilbao, no quita para que la esperanza de vida haya crecido enormemente, y lo siga haciendo.

Evolución de la esperanza de vida al nacimiento (años) en España

Año

Hombres

Mujeres

Total

1901

33,85

35,70

34,76

1911

40,92

42,56

41,73

1921

40,26

42,05

41,15

1931

48,38

51,60

49,97

1941

47,12

53,24

50,10

1951

59,81

64,32

62,10

1961

67,40

72,16

69,85

1971

69,17

74,69

71,98

1976

70,40

76,19

73,34

1981

72,52

78,61

75,62

1986

73,27

79,69

76,52

1991

73,40

80,49

76,94

1996

74,53

81,70

78,11

2001

76,07

82,82

79,44

2005

76,96

83,48

80,23

INE Notas de prensa 29 de octubre de 2007

Resumiendo, en 100 años la esperanza de vida se ha multiplicado por 2,4, y en los 50 últimos años la esperanza de vida ha crecido 18 años.

Esperanza de vida al nacer (años)

 

Hombres

Mujeres

 

2000

2010

2000

2010

Francia

75,3

78,3

83,0

85,3

España

75,8

79,1

82,9

85,3

Suecia

77,4

79,6

82,0

83,6

Com. Aut. Euskadi

76,4

79,0

83,7

85,7

EUSTAT Nota de prensa 21/08/2012

Si comparamos Euskadi con los países de nuestro entorno con mayor longevidad, vemos que las vascas tienen la esperanza de vida más alta de la UE-27, y los vascos están a punto de empatar al segundo (España) y cerca del primero (Suecia).

Aún no teniendo datos de Alonsotegi, me atrevo a afirmar que NO ES CIERTO QUE CADA VEZ MUERE MÁS GENTE JOVEN.

Vayamos ahora con la incidencia en Euskadi de las enfermedades que pueden estar relacionadas con la presencia de contaminantes:

Defunciones por tumores por tramos de edad

 

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

Total

5.180

5.378

5.496

5.467

5.548

5.479

5.462

5.580

5.812

5.811

5.950

6.021

0

0

0

0

2

2

1

1

0

1

1

2

0

1 – 9

6

9

9

3

3

1

6

3

6

8

6

8

10 – 19

7

11

7

3

5

6

7

5

10

5

15

9

20 – 29

20

37

25

22

27

8

15

17

20

11

16

13

30 – 39

102

93

89

67

56

63

53

63

54

48

62

59

40 – 49

317

291

275

316

314

297

259

309

268

249

284

240

50 – 59

647

675

720

693

690

731

702

717

750

739

703

730

60 – 69

1.166

1.209

1.189

1.197

1.131

1.081

1.013

1.068

1.075

1.111

1.162

1.146

70 – 79

1.616

1.688

1.753

1.740

1.824

1.680

1.791

1.778

1.806

1.834

1.729

1.674

80 – 89

1.077

1.106

1.148

1.176

1.196

1.303

1.338

1.316

1.515

1.512

1.634

1.739

>= 90

222

259

281

248

300

308

277

304

307

293

337

403

Eustat Under Creative Commons License.

Por tramos de edad podemos ver que hasta los 29 años no ha habido diferencias en este periodo; en el tramo de 30 a 49 años ha disminuido el número de muertes por cáncer; se ve un ligero aumento en el tramo 50 a 59 años; no hay grandes diferencias entre los 60 y 79 años y donde sí se ve un claro aumento es a partir de los 80 años. Pero para interpretar estos datos no podemos olvidar que el número de personas mayores de 60 años ha aumentado mucho en los últimos años, como ya hemos visto con la esperanza de vida. NO HAY MÁS MUERTES POR CÁNCER EN GENTE JOVEN.

Defunciones por enfermedades del sistema circulatorio

 

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

Total

6.070

5.900

5.743

5.891

5.891

5.775

5.891

5.615

5.710

5.692

5.799

5.675

Eustat Under Creative Commons License.

Se ve una clara tendencia a la baja.

Defunciones por enfermedades del sistema respiratorio

 

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

Total

1.956

1.962

1.649

1.944

2.066

1.788

2.214

1.739

1.854

1.941

1.841

1.691

Eustat Under Creative Commons License.

No se ve una tendencia clara, quizás un lento descenso. Además en este caso, una gran parte son debidas al tabaquismo.

Edad media de fallecidos por tumores y por Territorio Histórico

 

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

C.A. de Euskadi

69,8

69,9

70,3

70,3

70,8

71,0

71,3

71,0

71,6

71,8

71,9

72,6

Araba/Álava

69,6

69,3

69,7

70,7

71,8

71,0

70,8

70,8

71,6

71,2

70,0

73,1

Gipuzkoa

69,8

70,1

70,5

70,4

70,5

71,4

71,8

71,1

71,1

71,9

72,0

72,3

Bizkaia

69,8

69,9

70,3

70,2

70,7

70,9

71,2

71,0

71,9

71,9

72,2

72,6

Eustat Under Creative Commons License.

Vemos que en todos los territorios ha aumentado la edad media de fallecimiento por cáncer (repito, no hay más muertes en gente joven, y cada vez es mayor el número de personas de más edad). No hay diferencias entre Gipuzkoa y Bizkaia, y muy pequeñas de estos con Álava.

Si algo está claro en estos datos, y que recoge el informe “El cáncer en el País Vasco: Incidencia, mortalidad, supervivencia y evolución temporal 2010” del Gobierno Vasco,

“La edad es un factor de riesgo conocido en el cáncer, […]. Como se demuestra la tasa aumenta con la edad y en general las tasas son superiores en los hombres en comparación con las mujeres excepto al inicio de la vida (0-4 años) y desde los 30 a los 49 años en donde las mujeres tienen unas tasas algo más altas, debido al cáncer de mama principalmente. Posteriormente, las tasas de los hombres aumentan rápidamente hasta los 84 años, a diferencia de las de las mujeres que lo hacen con mayor lentitud.”

Por tanto, a nivel de la población en general, cuanto más envejecemos mayor es la probabilidad de que tengamos cáncer. Y por tanto, si la esperanza de vida aumenta y cada vez es mayor el número de personas de edad avanzada, también es mayor el número total de casos de cáncer.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

¿Por qué esta relación entre edad y cáncer? Son varios los factores que pueden desencadenar un cáncer, pero en todos ellos se produce un funcionamiento anormal de los genes de uno o varios tipos de células.

Si un carcinógeno, es decir, una sustancia tóxica o ciertos tipos de radiación de alta energía (ultravioleta, rayos X, radiactividad) entra en contacto con el material genético, en suficiente concentración y durante suficiente tiempo, puede provocar la alteración del material genético y desencadenar el proceso cancerígeno. Este proceso puede ser rápido si la concentración del carcinógeno es suficientemente alta, pero es más habitual que bajas dosis durante periodos de varios años sean las que provocan la alteración genética. Y esto sucede porque el organismo tiene cierta capacidad para reparar el ADN, la molécula que guarda la información genética organizada en genes. Esta capacidad de regeneración disminuye con la edad, y además, cuanto más larga sea la exposición al tóxico, mayor es la probabilidad de que dañe el ADN. De esta forma ataca el tabaco el aparato respiratorio. Igualmente el exceso de consumo de alcohol puede provocar cáncer en el aparato digestivo y puede aparecer el melanoma por la exposición excesiva al sol… Un caso especial es el carcinoma de cérvix o cuello uterino, provocado por el virus del papiloma humano, años después de la infección.

433px-Benzopyrene_DNA_adduct_1JDGBenzopireno,  en el centro de la imagen, el mayor mutágeno del tabaco, unido al ADN (Zephyris at the English language Wikipedia). Provoca errores en la duplicación.

En otros casos, algunas personas nacen con genes alterados heredados, que a lo largo de su vida es muy probable que originen el desarrollo de un cáncer: mama, ovario, próstata, colon, etc.

También un exceso de peso y una dieta poco variada aumentan el riesgo de desarrollar un cáncer, sobre todo si se tiene ya una predisposición genética.

Por último, en el hipotético caso de que un organismo a lo largo de su vida no haya estado en contacto con carcinógenos, también puede desarrollar un cáncer. La mayoría de nuestros tejidos se renuevan cada cierto tiempo, mediante la división de las células que los forman. La división celular conlleva la duplicación del material genético, que luego se reparte entre las dos células. Para ello, la molécula de ADN original sirve de molde para la elaboración de su copia. A veces esa copia tiene errores y si no son corregidos, el ADN incorrecto pasa a la nueva célula. Con los años estos errores se van acumulando hasta que desencadenan la transformación en células tumorales. Por eso, a mayor edad mayor posibilidad de desarrollar un cáncer.

DNA_replication_split_horizontal_svg

Duplicación del ADN (Madprime, Wikimedia)

Estos son datos de la Comunidad Autónoma, ¿y en Alonsotegi?

No he encontrado datos de Alonsotegi como municipio, porque a nivel sanitario se funciona por comarcas. En el informe Unidad de Vigilancia Epidemiológica Dirección Territorial de Sanidad y Consumo de Bizkaia Resumen de Vigilancia Año 2011, aparece que “Durante el año 2009 la razón de mortalidad estandarizada (RME) por cáncer de todas las localizaciones fue significativamente mayor para los hombres de Bizkaia y de la comarca Ezkerraldea-Enkarterri respecto a la CAPV, y significativamente inferior para las mujeres de Interior” (Pag. 69).

Vamos por partes. Para empezar, Alonsotegi corresponde a la comarca sanitaria de Bilbao, por lo que sus datos se incluyen en otro grupo. Sí es cierto que Alonsotegi geográficamente se ubica entre Ezkerraldea (Margen Izquierda) y Enkarterri (Encartaciones). Por otro lado, Ezkerraldea es una comarca eminentemente industrial, mientras que Enkarterri tiene una pequeña porción industrializada (el valle del Cadagua) y el resto es rural. Es difícil sacar de ahí una conclusión con respecto a la influencia de la contaminación. Y por último, sólo los hombres están por encima de la media. Si fuese debido a la contaminación supongo que también afectaría a las mujeres. Como ya he explicado, también puede ser debido a la alimentación, hábitos de vida, predisposición genética, a una población más envejecida o a la conjunción de varios factores.

Recapitulemos

  • Hasta principios de los años 80 hemos vivido en un pueblo con altos niveles de contaminación por la actividad industrial.

La desaparición de las antiguas industrias, la legislación actual, los controles, la depuración, las nuevas tecnologías, etc., han revertido claramente esa situación porque los datos nos dicen que:

  • NO VIVIMOS EN UN PUEBLO MUY CONTAMINADO; SU CALIDAD AMBIENTAL GENERAL ES BUENA. OTROS CERCANOS TIENEN PEOR CALIDAD DEL AIRE Y DE SUS RÍOS.
  • LA TECNOLOGÍA ACTUAL PERMITE REDUCIR EL IMPACTO AMBIENTAL DE LA INDUSTRIA.
  • LAS ADMINISTRACIONES CONTROLAN A LAS EMPRESAS Y VIGILAN EL CUMPLIMIENTO DE LA LEGISLACIÓN, Y HACEN SEGUIMIENTO PERIÓDICO DE LA CALIDAD AMBIENTAL.
  • EN EUSKADI TENEMOS UNA LONGEVIDAD DE LAS MÁS ALTAS DE EUROPA a pesar de haber vivido en áreas que durante muchos años fueron de las más contaminadas de Europa.
  • EL RIESGO DE CONTRAER CÁNCER AUMENTA CON LA EDAD, INCLUSO POR CAUSAS NATURALES.

Como consecuencia de estos dos últimos hechos, cada año aumenta el número total de casos de cáncer.

  • EL INFORME DE LA UNIDAD DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA NO RECOGE INCIDENCIAS MAYORES DE CÁNCER EN ALONSOTEGI
  • LA MORTALIDAD POR OTRAS ENFERMEDADES RELACIONADAS CON LA CONTAMINACIÓN DISMINUYE O SE MANTIENE.

Harían falta más estudios a nivel local para estar seguros al 100% de que la incidencia del cáncer o de otras enfermedades es mayor en Alonsotegi, pero no hay ningún indicio ni sospecha que los hagan necesarios.

Conclusiones

Realidad objetiva y responsabilidad social

No digo que vivamos en un pueblo perfecto, sin problemas ambientales, ni que las administraciones lo hagan todo bien, ni que la industria ya no contamine, ni que ya esté todo hecho. Lo que digo es que en los últimos 30 años se ha avanzado mucho, y en concreto en Euskadi, se ha mejorado enormemente en todo lo relacionado con el medio ambiente, precisamente porque se partía de una situación desastrosa, y creo que es justo reconocerlo. No sólo Bilbao se ha transformado. Poco tienen que ver nuestros pueblos con los de hace 30 años. Y ese cambio ha sido posible porque la tecnología lo ha permitido, la sociedad lo ha demandado y las administraciones lo han materializado.

La ciudadanía debe exigir a sus instituciones que garanticen su salud y la calidad ambiental, pero siempre basándose en hechos objetivos. Y es deber de las administraciones informar de las decisiones que pueden afectar directamente a la calidad de vida de las personas y del medio ambiente.

Fundición+vaca

 

Riesgos reales para la salud

Es cierto que algunos de los casos de cáncer que aparecen ahora pueden ser debidos a la exposición a uno o varios contaminantes. Pero no quiere decir que la exposición sea reciente. Si la persona tiene más de 40 años y vivió la época de más contaminación, puede ser que sufra las consecuencias ahora. Si además fuma o tiene hábitos de vida poco saludables, las probabilidades aumentan. Mucho se habla de las dioxinas producidas por las incineradoras actuales, olvidando que una de las industrias que más dioxinas producen son las fundiciones. Y durante muchos años hemos vivido entre fundiciones y acerías de todos los tamaños. La contaminación generada en esos años, además de ser asimilada por los que vivíamos entonces, puede acumularse en el suelo y algún resto llegar hasta nuestros días. El tomate de una huerta, el ganado que pasta junto a las ruinas de una fábrica, las moras del zarzal en el borde del camino, los caracoles recogidos en las cunetas…

 

Fundición 1993

Fundición junto a huerta familiar, 1993.

Actualmente hay tecnologías menos contaminantes y las industrias están más controladas, por lo que no podemos seguir con la misma mentalidad de hace 30 años hacia este sector de la economía. Sin embargo, hay otro sector que se ha convertido en uno de los principales contaminadores, y del que se habla poco. El crecimiento del volumen de vehículos en los últimos años, a pesar de la mejora en la calidad de los combustibles y de la reducción de su consumo, ha hecho que el transporte se convierta en uno de los principales emisores de contaminantes y de gases de efecto invernadero. Solamente con sustituir el tráfico de mercancías por carretera por el transporte en tren, se reduciría significativamente la contaminación y mejoraría la seguridad en las carreteras. ¿Quién no tiene una carretera o una autovía cerca de su casa? Y sin embargo no nos quejamos, particularmente nos beneficia porque nos permite desplazarnos con nuestro propio coche. En 2011, el Corredor del Cadagua (BI-636), a su paso por Alonsotegi, tuvo una intensidad media de 21.500 vehículos al día, más otros 3.500 por la carretera vieja (BI-3651). Me atrevería a decir que es el mayor foco de contaminación en Alonsotegi en la actualidad,

Antiguos miedos, manipulación interesada, irresponsabilidad

Parece ser que la situación vivida en épocas anteriores, entre humos, malos olores, ruidos, ríos cubiertos de espuma pestilente, mucosas irritadas… han dejado una huella indeleble en nuestro subconsciente. Miedo atávico que algunos ecologistas se encargan de resucitar cada cierto tiempo. Juzgan y condenan sin necesidad de muchas pruebas. Como la industria ha sido tradicionalmente muy contaminante y ha dado lugar a graves problemas ambientales y de salud, siempre será así. Como la incineración de residuos en los años 60 emitía gran cantidad de contaminantes que se acumulaban en los terrenos cercanos, no se puede incinerar más. Se consideran progresistas y siguen anclados en esquemas de los 70. Utilizan un par de datos llamativos sacados de contexto para crear alarmismo, movilizar a la población y convertirse en defensores de los débiles.

A ellos se les añaden, en ocasiones, algunos partidos políticos para atacar al gobierno; o si están en el gobierno, por puro populismo. De esta forma ponen en duda que el actual sistema político-administrativo, del que ellos son responsables, funciona. En el que caso de que algo no funcione, su obligación es cambiar el sistema porque, desde luego, la tecnología actual permite contar con industrias seguras.

Desconocimiento, contradicciones y egoísmos

Por un lado, se pide que se construyan polígonos industriales para favorecer la implantación de nuevas empresas y crear empleo. Pero cuando vienen algunas empresas (químicas, incineradoras, crematorios) nos oponemos porque “contaminan”. Y hay quien además dice que no se opone a que haya esas empresas, simplemente no las quiere cerca de su casa: el famoso síndrome nimby (not in my backyard – no en mi patio trasero). Desconocimiento, demagogia, manipulaciones, contradicciones, maniqueísmo, oportunismo, populismo… Y si además se puede sacar algún rédito político… A algunos les cuesta mucho evolucionar, quizás porque se sienten cómodos en el pasado.

Después de haberme criado entre una fundición, una fábrica de lejías y las vías del tren, y comiendo lo cultivado en una huerta que recogía todo lo emitido por ellas, ahora me siento muy tranquilo con la calidad ambiental de mi pueblo. Eso sí, los tomates ya no son tan sabrosos como antes.

 

Polvo de fundición sobre cultivos 1993

Polvo emitido por la fundición cercana sobre el cultivo de patatas, vid, manzanos, etc., 1993.

“Esta entrada participa en la Edición XXI del Carnaval de Biología, hospedado en esta ocasión en La Enciclopedia Galáctica“, perteneciente a @torjosagua.

 “Este post participa en la XXIII Edición del Carnaval de Química alojado en el blog molesybits“.

XXIII CarnavalQuímica logo

Actualización 20/08/2013: Documental sobre la historia de Bilbao donde se comentan algunos de estos temas

14 años después la historia continúa

El pasado 12 de noviembre el INSTITUTE FOR RESEARCH IN BIOMEDICINE de Barcelona hizo público el descubrimiento de que la capacidad de las células del cáncer de colon para metastatizar, es decir, para invadir otro órgano, depende de las células que rodean el tumor. Este conjunto de células se denomina estroma, y está formado por células endoteliales (recubren el interior de los vasos sanguíneos), fibroblastos (responsables de sintetizar los componentes estructurales de los tejidos), y macrófagos y leucocitos (responsables de la inmunidad y la protección).

Según este estudio, cuando las células tumorales llegan al hígado, una de las dianas preferidas de este tumor para metastatizar, secretan TGF-beta. Esta proteína, el factor de crecimiento transformante beta, controla la proliferación y diferenciación (especialización de una célula en un tipo determinado) de la mayoría de las células. Pertenece a la familia de las citocinas, proteínas que regulan el funcionamiento y la intercomunicación de las células. Su desregulación suele estar relacionado con deficiencias del sistema inmune, cáncer, trastornos cardíacos, diabetes, SIDA, etc.

Según la nota de prensa del IRB, se sospechaba desde hace tiempo que el estroma estaba implicado en este proceso, pero ésta es la primera vez que se observa cómo las células sanas juegan un papel fundamental facilitando la metástasis de un tipo determinado de tumor.

El estudio se ha realizado con 345 pacientes en tres hospitales de Barcelona y los investigadores han encontrado que, como respuesta al TGF-beta, las células del estroma liberan una serie de moléculas. Una de ellas es la interleucina 11 (IL 11), otra citocina, que hace que las células tumorales sufran una serie de cambios que les permitan sobrevivir en otro órgano.

El conocimiento de este proceso permitirá desarrollar nuevas formas de diagnóstico y tratamiento de este tipo de cáncer, y para dentro de 5 años esperan disponer de un test que identifique los pacientes con mayor riesgo de metástasis, permitiendo a los médicos afinar sus tratamientos.

Uno de los colaboradores en este trabajo es el barcelonés Joan Massagué, del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, que es además director adjunto del IRB Barcelona. Este investigador está reconocido internacionalmente como una autoridad en TGF-beta, por haber descrito su papel en la enfermedad.

Mi granito de arena

El próximo 30 de noviembre se cumplen 14 de años de la presentación de mi tesis doctoral: “Implicación de las Células Estrelladas Hepáticas en la regulación de la neoangiogénesis, migración y adhesión tumorales durante el proceso metastásico del melanoma B16”. Alguno puede pensar que si el titulo era tan largo, cómo sería el contenido, pero bueno, no era para tanto.

En la facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco utilizábamos para nuestras investigaciones un tipo de melanoma de ratón muy agresivo, denominado B16. Son líneas celulares adaptadas al cultivo en el laboratorio para facilitar los experimentos in vitro e in vivo. Estudiábamos las interacciones de las células tumorales con las células del estroma del hígado de ratas y ratones. Aunque el melanoma no es un tipo de tumor que metastatice frecuentemente en el hígado, era un modelo de fácil manejo en el laboratorio, y suficiente para poder conocer las líneas básicas de este proceso.

Mientras otros compañeros se dedicaban a estudiar las interacciones del tumor con las células endoteliales y con las células del sistema inmune, a mí me tocó pelear con las Células Estrelladas Hepáticas, los fibroblastos del hígado que almacenan y metabolizan la vitamina A. Digo pelear, porque en aquel momento era muy difícil aislar estas células de los hígados de ratas, y por lo tanto, de obtener el principal material para realizar los experimentos.

Se sabía que cuando las células tumorales llegaban al hígado y se asentaban produciendo la metástasis, las células estrelladas “se activaban,” iban perdiendo poco a poco su forma triangular y las vesículas de vitamina A, alargándose y transformándose en miofibroblastos, con características similares a los fibroblastos musculares. Una transformación parecida se produce en la cirrosis y la hepatitis. Se veía que los fibroblastos activados estaban infiltrados entre las células tumorales de las metástasis.

Con los resultados de los experimentos pudimos confirmar que en las metástasis los fibroblastos activados aumentaban su número con respecto al tejido sano, y asociado al aumento de la densidad de fibroblastos activados aparecían nuevos vasos sanguíneos (neoangiogénesis) que favorecían el desarrollo del tumor. Por otra parte, también vimos que cuando añadíamos a las células estrelladas en cultivo el medio de cultivo de las células tumorales, se aceleraba el proceso de transformación, lo que sugería que las células tumorales secretaban moléculas que desencadenaban la transformación.

En resumen, todo apuntaba a que las células tumorales desencadenaban la activación de los fibroblastos hepáticos, para que con su transformación secretaran las moléculas necesarias que permitieran a las células tumorales asentarse en el hígado y generar nuevos vasos sanguíneos que permitieran a la metástasis crecer y, posteriormente seguir extendiéndose a otros órganos. Estas moléculas eran citocinas (este melanoma producía mucho TGF-beta), factores de crecimiento, factores angiogénicos, proteasas, proteínas estructurales, etc.

El proceso de metástasis

El mecanismo de la metástasis se suele explicar por la analogía con la semilla y la tierra (“seed and soil”). No todos los tumores, ni todas las células dentro del tumor tienen la misma capacidad de producir metástasis, es decir, de generar tumores en órganos diferentes al original. Sólo las células tumorales que sean capaces de alterar las células del tejido hospedador (fertilizar el suelo) podrán adherirse y convertirse en las semillas de un nuevo tumor. Por eso algunas veces, aunque se elimine el tumor primario, el original, si las células tumorales se han extendido por el torrente sanguíneo, las posibilidades de que surjan tumores en otros órganos son muy altas. De ahí que el conocimiento de todos los factores implicados en este proceso es muy importante para poder encontrar la forma de interrumpirlo y evitar sus consecuencias.

Un gran paso adelante

Visto desde fuera del mundo de la ciencia puede parecer que los dos estudios obtienen resultados parecidos y que no se ha avanzado mucho en estos 14 años. Pero hay una gran diferencia, el estudio de Barcelona está hecho en personas, con casos reales, mientras que mi tesis se basaba en experimentos in vitro con células animales en cultivo e in vivo con animales. No se pueden extrapolar directamente los resultados obtenidos in vitro y con animales al ser humano, puesto que en el primer caso se trabaja con células aisladas, no integradas en un órgano completo; y en el segundo caso, aunque puede ser muy parecida, la fisiología animal no es idéntica a la humana. Los modelos in vitro y con animales simplifican las condiciones reales para ir poco a poco identificando las claves de la enfermedad. La acumulación de conocimientos en estas fases permite finalmente diseñar los estudios en humanos como último paso para desarrollar los tratamientos adecuados.

En definitiva, otro importante paso adelante, y que me hace sentirme orgulloso de haber aportado mi granito de arena.

Célula Estrellada Hepática (Fibroblasto hepático) tras 48 horas en cultivo. Se pueden observar las vesículas de vitamina A alrededor del núcleo celular.

 

 

Célula Estrellada Hepática (Fenotipo miofibroblástico) tras 48 horas en cultivo en presencia del medio de cultivo del melanoma. Se puede observar el cambio de forma. La mayoría de las vesículas de vitamina A han desaparecido.

 

Bibliografía

Actualización 15/3/2013: “Nuestro otro cerebro” (Ver comentarios al post)