Tag Archives: cambio climático

Otra teoría más sobre el euskera

Cada cierto tiempo los medios de comunicación se hacen eco de una nueva teoría sobre el origen de los vascos o del euskera, o de nuevos estudios que avalan alguna de ellas. Casualmente, esta vez me ha coincidido la aparición de una nueva hipótesis con la lectura de una novela en la que nunca me hubiese esperado encontrar una referencia a este tema: “The Gods Themselves” (Los Propios Dioses), de Isaac Asimov.

Portada The Gods Themselves

La última teoría

Estos últimos días ha sido noticia el estudio lingüístico realizado por Jaime Martín, licenciado en Filología Románica, que asegura que el euskera procede del dogón, uno de los idiomas hablado en Malí, al sur del desierto del Sahara. La similitud de un gran número de palabras y de algunas estructuras como el orden de sujeto, verbo y objeto directo, le ha hecho llegar a esa conclusión. Según él, tras la desertificación de la región sahariana, algunas tribus emigraron hacia Europa y uno de ellas dio origen al euskera. Su teoría no ha sido tomada muy en serio, como él mismo se lamenta ante el periodista.

La explicación a esta falta de interés por las instituciones vascas, es entendible tras escuchar esta entrevista en Euskadi Irratia (en euskera). En ella, el académico Xabier Kintana se encarga de desmontar lo que considera una especulación más que una hipótesis, por su falta de rigor científico. Se sorprende de que un especialista en lenguas románicas no se haya percatado de que alguna de esas palabras que encuentra similares en el euskera y en el dogón, en el caso del euskera claramente vienen del latín. En cuanto al orden de las frases y la aglutinación es común en muchos idiomas de América y Asia, aunque no en Europa. Kintana también critica que Martín compara el euskera y el dogón de la actualidad, que poco tienen que ver con lo que se podía hablar hace varios miles de años, y da ejemplos de cómo en la actualidad se estudia la estructura interna y la evolución propia de cada idioma para poder emparentarlo con otros.

En la novela de Asimov, un lingüista llamado Bronowski se hace famoso por conseguir descifrar las inscripciones etruscas utilizando otro idioma que, como el etrusco, no era de origen indoeuropeo y que en el presente todavía se habla no muy lejos de la antigua Etruria: el vasco. Según su teoría, estos dos idiomas eran parte de la cultura pre-celta establecida en el oeste europeo. Sin embargo, Asimov puntualiza que lo que dejó impresionados al resto de los filólogos del mundo fue la capacidad de Bronowski para llegar al euskera hablado en la época romana desde el euskera actual, muy influido por el latín, para luego relacionarlo con el etrusco.

 

File:Iron Age Italy.svg

Wikimedia By Iron_Age_Italy.png: User:Dbachmann derivative work: Ewan ar born

Volviendo a la realidad, para hacernos idea de la antigüedad del euskera se suelen poner como ejemplo algunas palabras derivadas del vocablo aitz(a) = piedra: aizkora=hacha, aitzur=azada (lur=tierra), aiztoa=cuchillo. Esto nos sitúa antes del descubrimiento de los metales, es decir, en la Edad de Piedra.

Por ser los vocablos que menos cambian con el tiempo, se suelen estudiar la toponimia y los números para comparar el parentesco entre lenguas, como explica Mark Pagel en esta breve entrevista en Redes:

Teoría preindoeuropea

En la primera mitad del siglo XX, el estudio de los topónimos europeos descubrió raíces euskéricas en muchos de ellos. La explicación sería que, a medida que los hielos se fueron retirando, la población pre-indoeuropea se dispersó por toda Europa y norte de África, extendiendo el proto-euskera. Theo Venneman, de la Universidad de Munich, es uno de los defensores de esta teoría tras haber estudiado la toponimia y la hidronimia europeas. Un ejemplo en el que se basa es la palabra vasca ibai (río) o ibar (vega). Así tenemos el río Ibar en Serbia-Montenegro, en Hessen el río Ibra, en el sur de Alemania dos ríos Ebrach y varios ríos Eberbache; en Francia Ivergny, Iverny, Yvré-l’évêque, Ébréon, Évrune, Ebersheim; en el País Vasco Ibarra, Ibarrola, Ibarrekolanda; y por supuesto, el río Ebro que procede del prerromano Iber. También a esta hipótesis se le achaca que hace las comparaciones con el euskera actual, sabiendo que el proto-euskera podía ser muy distinto.

Las teorías del norte de África

Las similitudes léxicas y fonológicas entre el euskera y las lenguas bereberes también sirvieron para ubicar el origen del euskera en el norte de África, sin embargo las diferencias en sintaxis, morfología y gramática, han evitado su aceptación oficial. Estas semejanzas se atribuyen al asentamiento en tierras vascas de nómadas de origen camítico, lo que explicaría la existencia en el euskera de palabras bereberes, guanches, somalíes, etíopes o del egipcio antiguo.

El vasco-iberismo

Según esta teoría, el euskera es la última de las lenguas que se hablaban en la Península Ibérica antes de la invasión romana. Con muchos seguidores hasta el siglo XIX, entre ellos Humboldt, en el siglo XX se consideró que la correspondencia entre términos vascos e iberos no podía justificar suficientemente un parentesco genético.

Las lenguas del Cáucaso

Lingüistas rusos, georgianos y vascos apoyaron la teoría del origen caucásico del euskera basándose, una vez más, en las similitudes toponímicas. Los nombres de dos montes emblemáticos, Aralar aquí y Ararat allí, es el ejemplo más conocido. El vasco Koldo Mitxelena lo descartó por no existir similitudes en cuanto a léxico. Sin embargo, el mismo Mitxelena encontró ciertos parecidos entre ellas, como, por ejemplo, en el uso del caso ergativo (nork), la pluralidad en la persona de los verbos y ciertas palabras del mundo de la agricultura y la ganadería. Dado que poseen semejanzas sintácticas, morfológicas y gramaticales, esta teoría no se ha descartado, y se sigue emparentando al euskara con las lenguas caucásicas, en concreto con el georgiano.

Teniendo en cuenta que uno de los puntos de entrada en Europa de la cultura neolítica, es decir, la agricultura, la ganadería y la metalurgia, fue la región caucásica, podríamos pensar que es lógico que queden restos en el euskera de esa expansión cultural. Sin embargo, como comenta Juan Ignacio Pérez en su blog La Naturaleza Humana, parece ser que fueron las lenguas indoeuropeas las que se expandieron con la agricultura.

File:European Late Neolithic.gif

Culturas del final del Neolítico (Wikimedia)

Otras teorías

El cambio climático que hace unos 5.000 años transformó el Sáhara, pasando de ser una fértil sabana tropical con humedales a convertirse en uno de los desiertos más grandes del planeta, con las consiguientes migraciones humanas, es la explicación que suelen dar las teorías que vinculan el euskera con su origen en África.

De éstas, una de las más polémicas es la sostenida por el inmunólogo Antonio Arnáiz Villena de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la Sociedad Nacional de Inmunología entre 1991-1995, y por el historiador Jorge Alonso García. Uniendo el estudio de diversos marcadores genéticos para estudiar las migraciones de diversas poblaciones en la antigüedad con las similitudes entre lenguas vivas y muertas alrededor del Mediterráneo, llegan a la conclusión de que todas provienen de la región del Sáhara cuando éste todavía era verde. Pero quizás lo más sorprendente es que utiliza el euskera para descifrar el ibérico-tartésico, el etrusco, el minoico-cretense, el guanche, el bereber, el egipcio y varios del oriente próximo (hitita, eblita, elamita y sumerio), dando un sentido totalmente diferente a muchos de los textos ya interpretados por la arqueología ortodoxa.

Si esta teoría parece rebuscada y descabellada, podemos llegar a entender mucho menos con este video del programa de Sánchez Dragó en Telemadrid, en el que participa Antonio Arnáiz, donde mezclan éstas y otras teorías con ideologías políticas para poder interpretar ciertos hechos. La verdad es que a mí no me queda nada claro a donde quieren llegar, ni desde el punto de vista lingüístico, ni desde el político.

¿Qué dice la genética?

Según el inglés Stephen Oppenheimer, sólo el 5% de los genes de los británicos provienen de la invasión anglosajona, mientras que el restante 75% corresponde a las poblaciones que durante la última glaciación se refugiaron en el norte de la Península Ibérica, donde el clima era más benigno, y que tras el final de la edad de hielo se expandieron por Irlanda, Escocia, Gales, Cornualles y oeste de Francia.

Por su parte, Bryan Sykes, conocido genetista de la Universidad de Oxford, ha analizado el ADN mitocondrial de multitud de poblaciones europeas. Este ADN se hereda por línea materna, ya que los espermatozoides carecen de mitocondrias. Los varones tienen el ADN mitocondrial de sus madres pero no lo transmiten a su descendencia. De esta forma ha llegado a la conclusión de que el 41% de la población europea desciende de un clan femenino determinado, y sus marcadores genéticos son especialmente frecuentes entre la población vasca.

Esto apoyaría la teoría de la expansión de poblaciones desde el refugio vasco-cantábrico tras la última glaciación, y también encaja con la teoría pre-indoeuropea de Vennemman.

Reenfocando el tema

La entrevista en Euskadi Irratia que he mencionado al principio acaba recordando una cita de Koldo Mitxelena (Rentería,1915San Sebastián, 1987), a quien también citan en el programa de Sánchez Dragó. Parece ser que para Mitxelena lo sorprendente no era el origen del euskera, sino que haya sobrevivido tantos milenios. Citando otra vez a La Naturaleza Humana: “Las regiones del mundo han sido barridas ocasionalmente por “apisonadoras lingüísticas”, en las que un grupo que disfrutaba de alguna ventaja en términos de efectivos poblacionales, recursos alimenticios o tecnología, ha explotado esa ventaja para expandirse a expensas de los grupos vecinos, imponiendo su propia lengua en la región y reemplazando las lenguas locales anteriores, al expulsar o acabar con los hablantes, o al convertirlos en hablantes de la lengua del invasor.”

En estos miles de años, el euskera ha visto pasar varias apisonadoras.

Hace 2.000 años aguantó la apisonadora romana que barrió multitud de lenguas en Europa y norte de África, y tomó del latín muchos vocablos, algunos relacionados con las nuevas tecnologías introducidas o con los conceptos legales y religiosos. Posteriormente, la evolución del latín en los territorios colindantes con las zonas vascófonas dio lugar al castellano, que mantiene una clara influencia vasca, no sólo en palabras sino, por ejemplo, en las cinco vocales.

Sin embargo, el castellano más tarde se convirtió a su vez en apisonadora, no sólo en la Península Ibérica, sino también al otro lado del charco, en América. En el siglo XX, la apisonadora castellana estuvo a punto de darle la puntilla al euskera, con la represión y persecución de la cultura y la lengua vascas durante la dictadura franquista. Pero sorprendentemente también aguantó, y tras la unificación de los dialectos, modernización, integración en el sistema educativo y promoción cultural, poco a poco va resurgiendo.

Pero este renacimiento no está exento de obstáculos, alguno de los cuales parecen de otra época. En 1992 los estados miembros del Consejo de Europa aprobaron la Carta Europea de Lenguas Minoritarias por la que se comprometen a la defensa y promoción de todas las lenguas de Europa que carecen de carácter de oficialidad o que aún siendo oficiales en alguno de los firmantes no lo son en otros o aún siendo oficiales en el firmante está en manifiesta debilidad. Francia, otra apisonadora lingüística, no ha procedido a su ratificación, por lo cual no es de aplicación en su territorio.

Lingua navarrorum

Pero es que el Consejo de Europa, cada vez que saca una evaluación del grado de cumplimiento de la Carta por los estados miembros, acaba dando un toque al Gobierno de Navarra, como se recoge aquí. En el siglo XII, el rey de Navarra Sancho el Sabio denominó al euskera “lingua navarrorum”, reconociéndolo como el idioma de la mayoría de los habitantes de su reino. La situación cambió mucho con la conquista de este reino por Castilla en 1512, con la apisonadora castellana funcionando a toda marcha. Parece que los últimos gobiernos navarros siguen empeñados en hacer que la apisonadora siga funcionando, tratando al euskera como si fuese un idioma ajeno.

Como comenta el profesor de la Universidad del País Vasco Jon Mattin Matxain en su blog en euskera sobre química cuántica, tras sorprenderse por la aceptación de un blog sobre este tema en este idioma, “si tuviésemos en cuenta lo que hace unos años dijo el entonces presidente de mi querida Navarra, nadie leería esto. Sí. Miguel Sanz dijo que la cuántica no se podía enseñar en euskera, porque el euskera no es idioma para hacer cosas complicadas. ¡Afortunadamente estaba equivocado! Como respondió muy bien Pedro Miguel Etxenike, para enseñar cuántica en euskera únicamente hacen falta dos cosas imprescindibles: ¡saber cuántica y saber euskera!”.

File:Linguistic map Southwestern Europe.gif

Wikimedia: Original uploader was Alexandre Vigo at gl.wikipedia

Cualquier idioma, por muy poco hablado que sea, merece ser respetado y conservado como patrimonio inmaterial de la Humanidad. Cuando un idioma desaparece se pierde una parte de la riqueza cultural que un grupo de seres humanos desarrolló durante cientos de años. En el caso del euskera, tenemos un idioma cuyas raíces se asientan en el Paleolítico, cuando el ser humano todavía era cazador-recolector, mientras que en la actualidad se utiliza para desarrollar las tecnologías más avanzadas. ¿No es hora ya de que dejemos de utilizar apisonadoras ideológicas?

Actualización 19/04/2013: Europa considera hipócrita al Gobierno Foral y dice que “obstruye” el euskera

Actualización 26/04/2013: Urquijo, la apisonadora lingüística humana

Actualización 12/07/2013: 10 palabras que el castellano debería apropiarse urgentemente del euskera (Humor)

Referencias

“Este post participa en la IV Edición del Carnaval de Humanidades alojado por Kurt Friedrich Gödel  en el blog Literatura es aprehender la realidad

Mi pueblo, ¿el más contaminado?

Los vecinos de Alonsotegi siempre nos hemos quejado de vivir en un pueblo muy contaminado. La actividad industrial del siglo XX, con escaso o nulo control ambiental, nos obligó a vivir entre fundiciones y fábricas químicas, respirando un aire grisáceo y vertiendo nuestras aguas sucias directamente a un río Cadagua multicolor.

Esto se vio agravado cuando en 1973 el Ayuntamiento de Bilbao decidió ubicar su vertedero de basura doméstica en el límite con Alonsotegi. Tras la crisis de los 80 la mayoría de las fábricas cerraron y mejoró la calidad del aire y del agua. La polémica se reavivó con la decisión de la Diputación Foral de Bizkaia de instalar una planta de valorización de residuos (incineradora) junto al vertedero. Todo esto ya lo comenté en el post “Incineración de residuos y organismos transgénicos, dos polémicas paralelas”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ahora otra vez, las protestas han salido a la calle, a cuenta de la solicitud de instalación de un tanatorio con crematorio en el polígono industrial de Arbuio, alegando la supuesta contaminación emitida y la cercanía de las viviendas. Para ver hasta qué punto es real esta percepción de la calidad ambiental de nuestro pueblo, voy a dar un repaso histórico de las actividades desarrolladas, tratando de aportar los datos que nos permitan afirmar o rechazar si vivimos en uno de los pueblos más contaminados de Euskadi, y si la incidencia de cáncer y la mortalidad está por encima de la media.

Actividades preindustriales

Antes de la revolución industrial, ya había ciertas actividades con un importante impacto en nuestro entorno. Los montes de alrededor suministraban pasto para el ganado, leña para los caseríos y carbón vegetal y hierro para las ferrerías. Además el agua del río Cadagua y de los arroyos movía los molinos y el martillo pilón de las ferrerías. Llegó a haber cinco molinos (Linaza, Lasao, Aldanondo y dos en Irauregi) y cuatro ferrerías (Aldanondo, Coscojales y las dos de Irauregi). En 1880, la ferrería de Aldanondo producía 600 quintales de hierro (27.000 kg.)

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La mina de hierro del monte Zamaia (594 m) se explotó hasta los años 60. El mineral se transportaba mediante un tendido aéreo hasta el centro urbano, donde se cargaba en vagones de tren.

Otras actividades comunes entonces eran la extracción de roca caliza para la obtención de cal y piedra para la construcción; en invierno, se acumulaba nieve en las neveras del Pagasarri y Ganekogorta para su transformación en hielo y posterior venta en Bilbao.

 

Neveras sept-2003 (2)

Nevera del Pagasarri, restaurada en 2003.

Tampoco podemos olvidar la tala de los bosques para obtener madera para la construcción de edificios y barcos. A cuatro kilómetros se encontraba el Real Astillero de Zorroza, donde ya en el siglo XV (antes de ser Real) se construían diferentes tipos de naves. A partir de 1615 se construyeron aquí naves de guerra, galeones y correos de Indias.

Real Astillero Zorroza

Real Astillero de Zorroza. Grabado de 1787. Bibl. Nac. Madrid.

Indudablemente todas estas actividades han dejado huella en el territorio: galerías mineras, desmontes, rellenos con la escoria del mineral. Y también en la vegetación: de los bosques naturales de robles, hayedos y encinas apenas quedan unos bosquetes.

Ladera Ganekogorta 130228

En la ladera norte del Ganekogorta se conservan bosques de hayas y robles. En los últimos años se ha hecho una importante labor de reforestación con especies autóctonas (Foto 27/02/2013).

Industrialización

La Revolución Industrial sustituyó las ferrerías y molinos por otro tipo de fábricas: textiles en Irauregi y Arbuio, fábrica de cucharas de Irauregi, de explosivos en Arbuio, de tubos en Basteita. También aparecieron las minicentrales hidroeléctricas en el río Cadagua que suministraban energía a las fábricas, y en una fase posterior, las plantas químicas y las fundiciones y fábricas auxiliares de la industria siderúrgica y naval de la margen izquierda de la ría de Bilbao.

38 Trabajadores de la cucharera 1920

Fabrica de cucharas de Irauregi, años 20.

Rica 1959

Fábrica textil de Arbuio, 1959.

Fábrica tubos 2004

Ruinas de la fábrica de tubos de Basteita, 2004. En la actualidad aquí se ubica el campo de fútbol.

Contaminación atmosférica

En Euskadi y sobre todo en la margen izquierda de la ría del Nervión, durante esa época la industria siderúrgica era la reina de la actividad económica, y aparte de los altos hornos de Barakaldo y Sestao, las fundiciones abundaban por nuestros pueblos, talleres auxiliares que trabajaban para las grandes acerías y fábricas de bienes de equipo y de construcción naval.

Este tipo de actividad industrial es una de las más contaminantes. En todos los pasos del proceso productivo se generan contaminantes: desde el transporte y descarga de materiales, hasta el desmoldeo y refinado final de la pieza, con la emisión de partículas en suspensión (Pm10). En las sucesivas etapas intermedias se generan compuestos orgánicos volátiles (COV), dioxinas y furanos (PCDD/F), gases tóxicos (CO, NOx, SOx, SH2, HCl, HCN, HF, HAP), gases de efecto invernadero (CO2 y NH3).

Veamos algunos efectos de estos contaminantes:

  • Compuestos de azufre – SOx, SH2: Es el principal causante de la lluvia ácida, “quemando” los tejidos vegetales. En cuanto al ser humano, es irritante de las vías respiratorias y afecta sobre todo a ancianos, asmáticos y personas con problemas respiratorios crónicos.
  • Compuestos de nitrógeno – NO, NO2, NOx, NH3: Afectan al tracto respiratorio lo que conlleva, a medida que aumenta la dosis: irritación nasal, incomodidad respiratoria, dolores respiratorios agudos, edema pulmonar y finalmente la muerte.
  • Monóxido de carbono – CO: Se combina con la hemoglobina de la sangre, provocando alteraciones cardiovasculares.
  • Dióxido de carbono – CO2: No es tóxico, pero es un gas de efecto invernadero y el aumento de su concentración en la atmósfera contribuye al cambio climático.
  • Hidrocarburos alifáticos (NH3 – amoniaco) y aromáticos (HAP: benceno, tolueno, etc.): Irritantes. Los vapores de los aromáticos son mucho más irritantes para las membranas mucosas y pueden causar lesiones sistemáticas al ser inhalados.
  • Compuestos orgánicos volátiles (COV): Son una gran cantidad de compuestos químicos diferentes, una buena parte derivados de disolventes (acetona, hexano, tolueno, etc.). Cuando reaccionan con los óxidos de nitrógeno forman el smog, la típica nube de contaminación sobre ciudades y áreas industriales. Y su reacción con la luz solar provoca la formación de ozono, que si bien en las capas altas de la atmósfera (estratosfera) nos protege de los rayos ultravioletas, en las capas bajas (troposfera) empobrece la calidad del aire provocando trastornos respiratorios.
  • Partículas en suspensión: Las partículas de tamaños comprendidos entre 1 y 10 micras (Pm10) tienden a formar suspensiones mecánicamente estables en el aire, por lo que reciben el nombre de «materia en suspensión», pudiendo ser trasladados a grandes distancias por la acción de los vientos. En este caso están compuestas principalmente por metales pesados. Provocan problemas respiratorios, tanto más graves cuanto más pequeñas son.
  • Metales pesados: Una de las consecuencias más graves de la presencia de metales tóxicos en el ambiente es que no son degradados, ni química ni biológicamente, por la naturaleza, lo que origina su persistencia en ella. Esta persistencia lleva a su acumulación en los tejidos de los seres vivos. Como consecuencia de este proceso, las concentraciones de metales pueden alcanzar valores muy superiores a los encontrados en la atmósfera. Dependiendo del metal y su concentración, la toxicidad varía, desde baja en el caso del bismuto hasta muy alta del berilio. Pueden provocar problemas cardiovasculares, lesiones hepáticas, daños cerebrales y cáncer.
  • Dioxinas y furanos: La Organización Mundial de la Salud los incluye en la «docena sucia»: “un grupo de productos químicos peligrosos que forman parte de los llamados contaminantes orgánicos persistentes (COP). Una vez que han penetrado en el organismo, persisten en él durante mucho tiempo gracias a su estabilidad química y a su fijación al tejido graso, donde quedan almacenadas. Se calcula que su semivida (tiempo en el que su concentración se reduce a la mitad) en el organismo oscila entre 7 y 11 años. Cuanto más arriba se encuentre un animal en la cadena alimentaria, mayor será su concentración de dioxinas”. Ver post sobre incineración.

La falta de sensibilidad ambiental, la escasa legislación y las tecnologías obsoletas, permitieron que todos estos contaminantes se liberaran directamente al medio, con efectos inmediatos en la salud de la población y del entorno natural, y con otros a más largo plazo, por su acumulación en el suelo y en los tejidos de los seres vivos.

labegaraiakAltos Hornos de Vizcaya (Foto Euskomedia)

Prueba de ello es que, en 1975, en Sestao y en el plazo de menos de un mes, se registraron tres grandes nubes de contaminación como consecuencia de los gases de escape de Altos Hornos de Vizcaya. Como recoge la prensa de la época (ABC 7/05/1975), además de la falta casi completa de visibilidad, la población sufrió fuertes irritaciones nasales y de los ojos. La empresa lo achacó a labores de mantenimiento, añadiendo que ¡las emisiones no eran tóxicas! La presión social ante la repetición de estas situaciones obligó a que, finalmente, se solicitara oficialmente la declaración para la comarca del Gran Bilbao de “zona contaminada”, lo que suponía en caso de aprobación, la adopción de medidas de emergencia para reducir los índices de contaminación de la zona. Finalmente, en 1977 se publica en el BOE el Real Decreto por el que establecen medidas de control de emisiones y de prevención y corrección de la contaminación. En el mismo decreto se daba un plazo de 6 meses para aprobar un “Plan de Saneamiento del ambiente atmosférico”, lo que se hizo en el Real Decreto 3037/1978, de 4 de diciembre. Este plan constaba de cuatro programas anuales y se daba un plazo a las industrias contaminadoras para adaptar sus instalaciones a los límites de emisión establecidos; se establecían mediciones de las emisiones en los principales focos de las industrias, se fijó la calidad de los combustibles que se podían consumir en cada actividad y se proyectó la construcción de una red de vigilancia de la contaminación atmosférica. Algunas noticias que nos dan idea de la situación que se vivía entonces: Un proyecto ambicioso contra la contaminación en Bilbao (1976); Bilbao podría ser declarado “zona de atmósfera contaminada” (1977); Quince millones de pesetas se precisan para eliminar la contaminación de Bilbao (1977); El aire de Bilbao era ayer casi irrespirable (1979).

A partir de esos años, la calidad ambiental de estos municipios empezó a mejorar, pero no sólo por las medidas correctoras que se pusieron en marcha. La crisis industrial que empezó en los años 70 provocó en los siguientes 20 años el paulatino cierre de las fábricas tradicionales. Así, en el año 2000 se aprueba la cesación de la declaración de zona contaminada.

Contaminación de las aguas

En los años 60, la ría de Bilbao era el principal colector de aguas residuales de Bizkaia, puesto que recogía las aguas fecales de una aglomeración urbana de un millón de habitantes, además de los vertidos industriales de multitud de empresas.

En 1967, 17 municipios de la comarca de Bilbao constituyeron un Consorcio para la instalación y gestión de los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento en red primaria. En la actualidad el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia agrupa a setenta y siete municipios, además de a la Diputación Foral de Bizkaia y el Gobierno Vasco. Centrándonos en el saneamiento, la principal actuación de esta entidad es la construcción de la depuradora de aguas residuales de Galindo (Sestao), construida entre los años 1985 y 1990, y que en la actualidad trata 350.000 m3 de aguas residuales diariamente.

En este blog podéis ver el antes y después del saneamiento de la ría. Fijaos en esta foto de Zorroza en 1979, donde el río Cadagua se une a la ría: no es que el Cadagua estuviese limpio, simplemente estaba menos sucio ese día.

Cadagua-ría 1979

La era post-siderúrgica

En 1991 Alonsotegi se desanexiona de Barakaldo y forma un nuevo ayuntamiento con escasos medios que tiene que hacer frente a una fuerte problemática social, económica y ambiental: alta tasa de paro, descenso de población, ruinas industriales, suelos contaminados, desorden urbanístico, una carretera con alta intensidad de tráfico que atravesaba el casco urbano, el mayor vertedero de Bizkaia a las puertas del pueblo (ver post de Incineración), problemas de inundabilidad y desprendimientos (ver “Mi pueblo en un embudo”), etc. A partir del año 2000, la buena situación económica permitió realizar una serie de actuaciones que corrigieron o paliaron esos problemas: obras de regeneración urbana con renovación de calles y redes de servicio, la reforestación y las obras sobre el río ya explicadas en el otro post, la construcción de la variante que sacó el tráfico del pueblo (corredor del Cadagua), la construcción del colector que lleva las aguas fecales a la depuradora de Galindo …

Errota abril 2006

Viaducto del Corredor del Cadagua en construcción, 2006.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Obras del colector de aguas residuales, 2006.

Esto ha ido mejorando la calidad urbana y ambiental del municipio, no sin altibajos, como veremos ahora.

En 2005, un estudio realizado por la ingeniería LABEIN por encargo de IHOBE (Sociedad Pública de Gestión Ambiental dependiente del Gobierno Vasco), que a su vez cumplía de esta forma la Directiva Europea de Calidad del Aire, mostraba que en algunos momentos en Alonsotegi se superaban los límites marcados por la UE para las Pm10. Estas partículas, ya mencionadas, pueden tener varios orígenes. El polvo natural y el surgido de obras o canteras, por un lado; y por otro las actividades de combustión, como calefacciones, fábricas y vehículos. En aquel momento, las fuentes de este tipo existentes en nuestro entorno eran las siguientes:

  • ARKEMA (planta química en Alonsotegi), PROFUSA (planta de coque en Kastrexana – Barakaldo, a 2 km del núcleo urbano de Alonsotegi), la incineradora de residuos urbanos ZABALGARBI y la cercana cantera de Zaramillo (Güeñes).
  • La carretera vieja era el foco correspondiente al tráfico de vehículos, 25.000 vehículos diarios atravesando el casco urbano.
  • En ese momento se estaban ejecutando en Alonsotegi tres obras de gran envergadura, con grandes movimientos de tierras: el Corredor del Cadagua, el interceptor (colector) del Consorcio de Aguas y el campo de fútbol Basteita.

Las mediciones se realizan en dos estaciones de control de calidad del aire, una la de Kastrexana, junto a la empresa PROFUSA, y otra en el centro de Alonsotegi. También hay que tener en cuenta en estos casos que el flujo de viento influye de manera determinante en el transporte de contaminantes y por lo tanto en la identificación de focos de emisión. En la estación de Kastrexana la dirección del viento predominante es Sur-Este (S-E), en cambio en la estación de Alonsotegi los vientos tienen dirección Oeste (O).

Las conclusiones resumidas de este informe son las siguientes:

Las mayores concentraciones de PM10 se dan cuando se produce una penetración de aire contaminado del Bajo Nervión arrastrando otras emisiones producidas en la desembocadura del Cadagua. Esta situación se suele dar con más frecuencia en primavera-verano. Cuando las direcciones de viento son opuestas, del Oeste (situación más frecuente) las concentraciones son menores, mas constantes y su procedencia parece tener un carácter más local, estando asociada a la propia actividad del pueblo y el tráfico de la carretera general. El tráfico urbano dentro del municipio no tiene influencia directa sobre los niveles de PM10.

En comparación con estaciones urbanas (se refiere a otros lugares), los niveles de Castrejana y Alonsotegi no alcanzan valores tan altos y los picos de la mañana y tarde se encuentran mucho menos marcados.

En cuanto a la composición del material particulado se observa que únicamente las concentraciones de Cromo (Cr) y Níquel (Ni) se encuentran por encima de los valores habituales de España. El resto de metales encontrados, Cadmio (Cd), Manganeso (Mn), Plomo (Pb), Arsénico (As) y Cobre (Cu), presentan niveles normales. El Plomo, Cadmio, Arsénico y Níquel, cumplen los valores establecidos para la protección de la salud.

La legislación vigente señala la necesidad de realizar Planes de Acción en las zonas que se estén superando los valores límite de contaminantes, como es el caso de Alonsotegi. En estos Planes de Acción, deben conseguir reducir los niveles de contaminación a valores aceptables para la salud humana y los ecosistemas.

Siguiendo estas recomendaciones se puso en marcha un plan de acción a nivel del Bajo Nervión y desde 2007 no se han vuelto a superar esos límites en Alonsotegi.

En la revisión y actualización realizados en 2009, los mayores niveles de Pm10 y óxidos de nitrógeno se producen en momentos de vientos flojos, se atribuyen al tráfico de vehículos y se observa un descenso desde la apertura de la variante Corredor del Cadagua (supongo que debido a una mayor dispersión por encontrarse a cierta altura).

Situación ambiental actual

Contaminación atmosférica

La calidad del aire se evalúa por medio de los denominados niveles de inmisión, que vienen definidos como la concentración media de un contaminante presente en el aire durante un periodo de tiempo determinado. La unidad en que se expresan normalmente estos niveles son microgramos de contaminante por metro cúbico de aire, medidos durante un periodo de tiempo determinado.

Los daños sobre la salud o el medio ambiente se pueden producir por una alta concentración de contaminante de forma puntual (por escape, vertido o coincidencia de varios focos a la vez), o bien por la emisión y acumulación durante un periodo de tiempo de determinadas cantidades de contaminante. Por eso, dependiendo del contaminante, se controlan los valores promedio en 1 hora, 8 horas, 24 horas y año civil. Los valores límites establecidos por la legislación van descendiendo cada año. No voy a citar la amplia legislación vigente en este campo, desde las Directivas europeas hasta las ordenanzas locales, están disponibles en esta página del Gobierno Vasco.

Como se puede ver en el último informe “Datos de la Red de Control y Vigilancia de la Calidad del Aire de la CAPV 2011”, para las estaciones de Alonsotegi y Kastrexana, sólo en la de Kastrexana se superaron dos días el valor límite diario de Pm10, siendo el máximo permitido de 35 ocasiones por año. Para el resto de contaminantes (SO2, NO2, ozono) no se han superado los límites en ninguna de las dos estaciones. Como refleja el análisis de datos, en 2011 sólo se superaron los valores límites diarios de Pm10 en el Parque Europa de Txurdinaga (Bilbao) y Zumarraga; en el caso del ozono se superaron los valores objetivos en los parques naturales de Urkiola y Valderejo (curioso pero habitual en este contaminante, se genera en zonas urbanas y los mayores niveles se alcanzan en zonas rurales cercanas ver aquí). Todos los demás contaminantes se encuentran por debajo de lo establecido en la normativa vigente.

En esta página se pueden consultar los datos de las últimas 24 horas, de la última semana, así como los datos históricos de la Red de Vigilancia y Control de la calidad del aire de Euskadi, donde se incluyen las estaciones de Alonsotegi y Kastrexana.

En cuanto a la emisión de gases de efecto invernadero, en Euskadi en 2010 el 37% correspondía al sector energético, el 25% a la industria, y el 24% al transporte. No podemos olvidar, que en los últimos años el sector industrial, obligado por la normativa europea, ha tenido que hacer una profunda renovación tecnológica, que le ha permitido disminuir en gran medida tanto la emisión de contaminantes como el consumo de energía. Mientras tanto, el crecimiento del sector del transporte lo ha convertido en uno de los principales contaminadores.

Además de estos controles de la calidad del aire, existen otros regulados por la correspondiente normativa (disponible aquí) que ya comenté en el post sobre incineración. Sólo recordar que las plantas industriales, a partir de cierto tamaño, están obligadas a utilizar las últimas tecnologías disponibles con el fin de minimizar su impacto ambiental, así como a llevar un registro de sus emisiones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Contaminación de las aguas

Veamos algunos datos del estado del río Cadagua comparado con otros ríos de Bizkaia:

RED DE SEGUIMIENTO DEL ESTADO BIOLÓGICO DE LOS RÍOS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DEL PAÍS VASCO Documento de síntesis – Campaña 2011 (URA – Agencia Vasca del Agua)

“En 2011 se cumplen objetivos ambientales (muy bueno o buen estado o potencial ecológico) en las siguientes masas de agua de la categoría río (Figura 3):

-       En la Vertiente cantábrica (área de Bizkaia): las masas de las cuencas del Agüera, Barbadun, Kadagua y Lea;”

“En 2011, se incumplen claramente los objetivos ambientales con una calificación de estado o potencial ecológico deficiente o malo en las siguientes masas (Figura 3):

-       En la Vertiente cantábrica (área de Bizkaia): cuencas del Asua, Gobela, Oka y Golako, el alto Nerbioi, parte del tramo medio del Ibaizabal (Ibaizabal-B, C y D) y sus tributarios Sarria y Aretxabalgane. Además, del tramo bajo del Butroe (Butroe-B).”

Red de seguimiento del estado químico de los ríos de la Comunidad Autónoma del País Vasco Documento de síntesis – Campaña 2011 (URA – Agencia Vasca del Agua)

En la estación KAD504, situada aguas abajo de Alonsotegi vemos el estado físico-químico según los siguientes índices:

-       IFQ-R “Muy bueno”. Valoración global del estado de una masa de agua, en función de las condiciones físico-químicas generales que están directamente relacionadas con las presiones de origen antropológico, especialmente, por contaminación puntual; por lo tanto, sirve para analizar estas presiones y su repercusión ecológica a nivel de masa de agua.

-       ICG (Índice de Calidad General ) ”Moderado”.

-       Índice de Prati “Muy bueno”; II ó C;

-       El estado químico global no alcanza por la concentración de mercurio, que en 2011 ha incumplido la norma de calidad en todos los puntos de control analizados, reconociendo que parece un tanto anómalo.

“La calidad del agua en Bizkaia 2009– Resumen“, (Diputación Foral de Bizkaia).

“Es muy importante destacar el incremento de calidad debido a la implantación de las soluciones de saneamiento en todo el eje del Ibaizabal y sobre todo del Kadagua, que por sus peculiares características (pocos afluentes con presiones), ha logrado que esta cuenca casi esté en condiciones de cumplimiento de la Directiva Marco del Agua.

Sin embargo, el Ibaizabal con mejorar enormemente su calidad fisicoquímica, y por tanto también biológica, no ha logrado pasar de un deficiente estado y alcanza, como mucho, un moderado estado en algunas ocasiones (Figura 13).Es evidente, que no se ha producido la recuperación de la calidad ecológica esperada, no así la calidad fisicoquímica que como veremos en el apartado siguiente sí es un hecho.” (pag. 25).

“…en los tramos medio y bajo del Kadagua sí se ha detectado una recuperación importante, hasta tal punto que han alcanzado el buen estado”.(pag.28)

“Entre las masas naturales (Tabla 6), el mayor porcentaje se encuentran en Buen estado ecológico (12 estaciones), Ríos costeros, Lea, Tramo alto-medio del Artibai, Tramo alto del Oka, todo el eje del Barbadun, Herrerias y tramo medio del Kadagua justamente después de la entrada del Herrerias.. (pag. 32).

“La buena calidad fisicoquímica (Figura 40) que presenta actualmente el eje del Kadagua se encuentra en relación a:

  • la implantación de saneamiento en la cuenca
  • a las propias características del río (es un río caudaloso y cuenca de especial orografía) que permite aporte de tributarios que no están sometidos a presiones.
  • El eje del Kadagua únicamente presenta una buena calidad biológica en el tramo bajo”. (pag. 36).

En el caso de la ría de Bilbao, los últimos estudios muestran que, aunque la presencia de compuestos químicos procedentes de actividades humanas todavía es clara, ha mejorado en lo que respecta a la contaminación por metales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En definitiva, que las actuaciones realizadas para la depuración de aguas residuales están dando sus frutos y, debido a las características propias del Cadagua, su regeneración ambiental es más rápida que, por ejemplo, el Ibaizabal y el Nervión. Es verdad que en verano, con poco caudal, aparecen unas manchas muy aparatosas de gasoil, producto de la filtración de antiguos depósitos en el polígono industrial Alonsotegi Elkartegia, pero no afecta al estado general del río.

Aquí se puede consultar la legislación sobre aguas residuales y aquí la de vertidos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Contaminación del suelo

En el inventario de suelos potencialmente contaminados de la CAPV, se recogen los puntos donde se cree que el suelo puede estar contaminado debido a la actividad que se ha realizado en épocas que no se controlaban estas actividades. Cuando la titularidad de estos suelos es pública hay una línea de subvenciones para que los ayuntamientos puedan llevar a cabo la descontaminación de los suelos. No es el caso de Alonsotegi, ya que los puntos incluidos en el inventario son privados. En ese caso lo que marca la ley es que, cuando se ponga en marcha cualquier tramitación que afecte a esos terrenos (compra-venta, algún tipo de solicitud de licencia…), el ayuntamiento debe solicitar al titular un informe de calidad del suelo, y en caso de que se demuestre su contaminación, se obligará a la limpieza antes de dar cualquier autorización. Lógicamente, debido al pasado industrial de nuestro municipio hay varios puntos, como en toda la margen izquierda y en todas las áreas industriales de Euskadi.

“Uno de los pueblos más contaminados”

Después de ver todos estos datos, ¿podemos seguir afirmando que Alonsotegi es uno de los municipios más contaminados? LA RESPUESTA ES NO.

Hemos visto que en cuanto a calidad del aire, desde 2007 no se ha superado ningún valor límite en la estación de Alonsotegi y sólo dos veces las Pm10 en la cercana de Kastrexana. En general, la calidad del aire en Euskadi fue buena en 2011.

En cuanto al río Cadagua, todos los análisis indican que la calidad del agua, tanto biológica como química, es buena, frente a otros cercanos cuya mejoría es mucho más lenta y complicada. El hecho de que puntualmente aparezca alguna mancha no modifica el estado general. Otro indicador que todos podemos ver es la amplia fauna de aves acuáticas que alberga, tanto piscívoras como herbívoras: garzas, garcetas, patos de varias especies, cormoranes, pollas de agua, gaviotas de varias especies, martín pescador… Un paraíso sin la trucha arco iris

Sí es cierto que en los suelos señalados como potencialmente contaminados puede haber contaminantes que ocasionalmente se liberen al ambiente, sobre todo que se filtren a las aguas subterráneas. Algún punto ya se ha descontaminado y con el tiempo se hará lo propio en los demás. En cualquier caso, comparado con los municipios cercanos de la margen izquierda estamos muy por debajo en número de terrenos potencialmente contaminados.

Y esto no pasa solo en Alonsotegi, periódicamente salen noticias de municipios industrializados de Bizkaia (Muskiz, Durango), donde los vecinos se quejan por vivir en el pueblo más contaminado y con mayor tasa de enfermedades provocadas por la contaminación.

Incidencias en nuestra salud

Otras de las afirmaciones que se oyen habitualmente son: “Cada vez muere gente más joven” y “Cada vez hay más cáncer”. Es difícil obtener este tipo de datos de un solo municipio, pero con lo que he encontrado, vamos a ver si podemos aceptar esas afirmaciones.

Como ya comenté en el post de la incineradora, con la puesta en marcha de Zabalgarbi se inició un estudio epidemiológico cuyos resultados hasta ahora muestran que no hay diferencias con los municipios de nuestro entorno. Y no hay ningún estudio que establezca una relación causa-efecto entre las modernas instalaciones de incineración y mayor incidencia del cáncer en poblaciones cercanas.

Está claro que la exposición a los contaminantes afecta a nuestra salud, e incluso que en los casos más graves puede producir la muerte. La exposición al amianto de trabajadores de diferentes industrias durante su vida laboral está provocando en la actualidad una alta tasa de mortalidad por cáncer. Pero casos de este tipo y episodios como el relatado de los años 70 en la comarca de Bilbao, no quita para que la esperanza de vida haya crecido enormemente, y lo siga haciendo.

Evolución de la esperanza de vida al nacimiento (años) en España

Año

Hombres

Mujeres

Total

1901

33,85

35,70

34,76

1911

40,92

42,56

41,73

1921

40,26

42,05

41,15

1931

48,38

51,60

49,97

1941

47,12

53,24

50,10

1951

59,81

64,32

62,10

1961

67,40

72,16

69,85

1971

69,17

74,69

71,98

1976

70,40

76,19

73,34

1981

72,52

78,61

75,62

1986

73,27

79,69

76,52

1991

73,40

80,49

76,94

1996

74,53

81,70

78,11

2001

76,07

82,82

79,44

2005

76,96

83,48

80,23

INE Notas de prensa 29 de octubre de 2007

Resumiendo, en 100 años la esperanza de vida se ha multiplicado por 2,4, y en los 50 últimos años la esperanza de vida ha crecido 18 años.

Esperanza de vida al nacer (años)

 

Hombres

Mujeres

 

2000

2010

2000

2010

Francia

75,3

78,3

83,0

85,3

España

75,8

79,1

82,9

85,3

Suecia

77,4

79,6

82,0

83,6

Com. Aut. Euskadi

76,4

79,0

83,7

85,7

EUSTAT Nota de prensa 21/08/2012

Si comparamos Euskadi con los países de nuestro entorno con mayor longevidad, vemos que las vascas tienen la esperanza de vida más alta de la UE-27, y los vascos están a punto de empatar al segundo (España) y cerca del primero (Suecia).

Aún no teniendo datos de Alonsotegi, me atrevo a afirmar que NO ES CIERTO QUE CADA VEZ MUERE MÁS GENTE JOVEN.

Vayamos ahora con la incidencia en Euskadi de las enfermedades que pueden estar relacionadas con la presencia de contaminantes:

Defunciones por tumores por tramos de edad

 

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

Total

5.180

5.378

5.496

5.467

5.548

5.479

5.462

5.580

5.812

5.811

5.950

6.021

0

0

0

0

2

2

1

1

0

1

1

2

0

1 – 9

6

9

9

3

3

1

6

3

6

8

6

8

10 – 19

7

11

7

3

5

6

7

5

10

5

15

9

20 – 29

20

37

25

22

27

8

15

17

20

11

16

13

30 – 39

102

93

89

67

56

63

53

63

54

48

62

59

40 – 49

317

291

275

316

314

297

259

309

268

249

284

240

50 – 59

647

675

720

693

690

731

702

717

750

739

703

730

60 – 69

1.166

1.209

1.189

1.197

1.131

1.081

1.013

1.068

1.075

1.111

1.162

1.146

70 – 79

1.616

1.688

1.753

1.740

1.824

1.680

1.791

1.778

1.806

1.834

1.729

1.674

80 – 89

1.077

1.106

1.148

1.176

1.196

1.303

1.338

1.316

1.515

1.512

1.634

1.739

>= 90

222

259

281

248

300

308

277

304

307

293

337

403

Eustat Under Creative Commons License.

Por tramos de edad podemos ver que hasta los 29 años no ha habido diferencias en este periodo; en el tramo de 30 a 49 años ha disminuido el número de muertes por cáncer; se ve un ligero aumento en el tramo 50 a 59 años; no hay grandes diferencias entre los 60 y 79 años y donde sí se ve un claro aumento es a partir de los 80 años. Pero para interpretar estos datos no podemos olvidar que el número de personas mayores de 60 años ha aumentado mucho en los últimos años, como ya hemos visto con la esperanza de vida. NO HAY MÁS MUERTES POR CÁNCER EN GENTE JOVEN.

Defunciones por enfermedades del sistema circulatorio

 

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

Total

6.070

5.900

5.743

5.891

5.891

5.775

5.891

5.615

5.710

5.692

5.799

5.675

Eustat Under Creative Commons License.

Se ve una clara tendencia a la baja.

Defunciones por enfermedades del sistema respiratorio

 

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

Total

1.956

1.962

1.649

1.944

2.066

1.788

2.214

1.739

1.854

1.941

1.841

1.691

Eustat Under Creative Commons License.

No se ve una tendencia clara, quizás un lento descenso. Además en este caso, una gran parte son debidas al tabaquismo.

Edad media de fallecidos por tumores y por Territorio Histórico

 

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

C.A. de Euskadi

69,8

69,9

70,3

70,3

70,8

71,0

71,3

71,0

71,6

71,8

71,9

72,6

Araba/Álava

69,6

69,3

69,7

70,7

71,8

71,0

70,8

70,8

71,6

71,2

70,0

73,1

Gipuzkoa

69,8

70,1

70,5

70,4

70,5

71,4

71,8

71,1

71,1

71,9

72,0

72,3

Bizkaia

69,8

69,9

70,3

70,2

70,7

70,9

71,2

71,0

71,9

71,9

72,2

72,6

Eustat Under Creative Commons License.

Vemos que en todos los territorios ha aumentado la edad media de fallecimiento por cáncer (repito, no hay más muertes en gente joven, y cada vez es mayor el número de personas de más edad). No hay diferencias entre Gipuzkoa y Bizkaia, y muy pequeñas de estos con Álava.

Si algo está claro en estos datos, y que recoge el informe “El cáncer en el País Vasco: Incidencia, mortalidad, supervivencia y evolución temporal 2010” del Gobierno Vasco,

“La edad es un factor de riesgo conocido en el cáncer, […]. Como se demuestra la tasa aumenta con la edad y en general las tasas son superiores en los hombres en comparación con las mujeres excepto al inicio de la vida (0-4 años) y desde los 30 a los 49 años en donde las mujeres tienen unas tasas algo más altas, debido al cáncer de mama principalmente. Posteriormente, las tasas de los hombres aumentan rápidamente hasta los 84 años, a diferencia de las de las mujeres que lo hacen con mayor lentitud.”

Por tanto, a nivel de la población en general, cuanto más envejecemos mayor es la probabilidad de que tengamos cáncer. Y por tanto, si la esperanza de vida aumenta y cada vez es mayor el número de personas de edad avanzada, también es mayor el número total de casos de cáncer.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

¿Por qué esta relación entre edad y cáncer? Son varios los factores que pueden desencadenar un cáncer, pero en todos ellos se produce un funcionamiento anormal de los genes de uno o varios tipos de células.

Si un carcinógeno, es decir, una sustancia tóxica o ciertos tipos de radiación de alta energía (ultravioleta, rayos X, radiactividad) entra en contacto con el material genético, en suficiente concentración y durante suficiente tiempo, puede provocar la alteración del material genético y desencadenar el proceso cancerígeno. Este proceso puede ser rápido si la concentración del carcinógeno es suficientemente alta, pero es más habitual que bajas dosis durante periodos de varios años sean las que provocan la alteración genética. Y esto sucede porque el organismo tiene cierta capacidad para reparar el ADN, la molécula que guarda la información genética organizada en genes. Esta capacidad de regeneración disminuye con la edad, y además, cuanto más larga sea la exposición al tóxico, mayor es la probabilidad de que dañe el ADN. De esta forma ataca el tabaco el aparato respiratorio. Igualmente el exceso de consumo de alcohol puede provocar cáncer en el aparato digestivo y puede aparecer el melanoma por la exposición excesiva al sol… Un caso especial es el carcinoma de cérvix o cuello uterino, provocado por el virus del papiloma humano, años después de la infección.

433px-Benzopyrene_DNA_adduct_1JDGBenzopireno,  en el centro de la imagen, el mayor mutágeno del tabaco, unido al ADN (Zephyris at the English language Wikipedia). Provoca errores en la duplicación.

En otros casos, algunas personas nacen con genes alterados heredados, que a lo largo de su vida es muy probable que originen el desarrollo de un cáncer: mama, ovario, próstata, colon, etc.

También un exceso de peso y una dieta poco variada aumentan el riesgo de desarrollar un cáncer, sobre todo si se tiene ya una predisposición genética.

Por último, en el hipotético caso de que un organismo a lo largo de su vida no haya estado en contacto con carcinógenos, también puede desarrollar un cáncer. La mayoría de nuestros tejidos se renuevan cada cierto tiempo, mediante la división de las células que los forman. La división celular conlleva la duplicación del material genético, que luego se reparte entre las dos células. Para ello, la molécula de ADN original sirve de molde para la elaboración de su copia. A veces esa copia tiene errores y si no son corregidos, el ADN incorrecto pasa a la nueva célula. Con los años estos errores se van acumulando hasta que desencadenan la transformación en células tumorales. Por eso, a mayor edad mayor posibilidad de desarrollar un cáncer.

DNA_replication_split_horizontal_svg

Duplicación del ADN (Madprime, Wikimedia)

Estos son datos de la Comunidad Autónoma, ¿y en Alonsotegi?

No he encontrado datos de Alonsotegi como municipio, porque a nivel sanitario se funciona por comarcas. En el informe Unidad de Vigilancia Epidemiológica Dirección Territorial de Sanidad y Consumo de Bizkaia Resumen de Vigilancia Año 2011, aparece que “Durante el año 2009 la razón de mortalidad estandarizada (RME) por cáncer de todas las localizaciones fue significativamente mayor para los hombres de Bizkaia y de la comarca Ezkerraldea-Enkarterri respecto a la CAPV, y significativamente inferior para las mujeres de Interior” (Pag. 69).

Vamos por partes. Para empezar, Alonsotegi corresponde a la comarca sanitaria de Bilbao, por lo que sus datos se incluyen en otro grupo. Sí es cierto que Alonsotegi geográficamente se ubica entre Ezkerraldea (Margen Izquierda) y Enkarterri (Encartaciones). Por otro lado, Ezkerraldea es una comarca eminentemente industrial, mientras que Enkarterri tiene una pequeña porción industrializada (el valle del Cadagua) y el resto es rural. Es difícil sacar de ahí una conclusión con respecto a la influencia de la contaminación. Y por último, sólo los hombres están por encima de la media. Si fuese debido a la contaminación supongo que también afectaría a las mujeres. Como ya he explicado, también puede ser debido a la alimentación, hábitos de vida, predisposición genética, a una población más envejecida o a la conjunción de varios factores.

Recapitulemos

  • Hasta principios de los años 80 hemos vivido en un pueblo con altos niveles de contaminación por la actividad industrial.

La desaparición de las antiguas industrias, la legislación actual, los controles, la depuración, las nuevas tecnologías, etc., han revertido claramente esa situación porque los datos nos dicen que:

  • NO VIVIMOS EN UN PUEBLO MUY CONTAMINADO; SU CALIDAD AMBIENTAL GENERAL ES BUENA. OTROS CERCANOS TIENEN PEOR CALIDAD DEL AIRE Y DE SUS RÍOS.
  • LA TECNOLOGÍA ACTUAL PERMITE REDUCIR EL IMPACTO AMBIENTAL DE LA INDUSTRIA.
  • LAS ADMINISTRACIONES CONTROLAN A LAS EMPRESAS Y VIGILAN EL CUMPLIMIENTO DE LA LEGISLACIÓN, Y HACEN SEGUIMIENTO PERIÓDICO DE LA CALIDAD AMBIENTAL.
  • EN EUSKADI TENEMOS UNA LONGEVIDAD DE LAS MÁS ALTAS DE EUROPA a pesar de haber vivido en áreas que durante muchos años fueron de las más contaminadas de Europa.
  • EL RIESGO DE CONTRAER CÁNCER AUMENTA CON LA EDAD, INCLUSO POR CAUSAS NATURALES.

Como consecuencia de estos dos últimos hechos, cada año aumenta el número total de casos de cáncer.

  • EL INFORME DE LA UNIDAD DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA NO RECOGE INCIDENCIAS MAYORES DE CÁNCER EN ALONSOTEGI
  • LA MORTALIDAD POR OTRAS ENFERMEDADES RELACIONADAS CON LA CONTAMINACIÓN DISMINUYE O SE MANTIENE.

Harían falta más estudios a nivel local para estar seguros al 100% de que la incidencia del cáncer o de otras enfermedades es mayor en Alonsotegi, pero no hay ningún indicio ni sospecha que los hagan necesarios.

Conclusiones

Realidad objetiva y responsabilidad social

No digo que vivamos en un pueblo perfecto, sin problemas ambientales, ni que las administraciones lo hagan todo bien, ni que la industria ya no contamine, ni que ya esté todo hecho. Lo que digo es que en los últimos 30 años se ha avanzado mucho, y en concreto en Euskadi, se ha mejorado enormemente en todo lo relacionado con el medio ambiente, precisamente porque se partía de una situación desastrosa, y creo que es justo reconocerlo. No sólo Bilbao se ha transformado. Poco tienen que ver nuestros pueblos con los de hace 30 años. Y ese cambio ha sido posible porque la tecnología lo ha permitido, la sociedad lo ha demandado y las administraciones lo han materializado.

La ciudadanía debe exigir a sus instituciones que garanticen su salud y la calidad ambiental, pero siempre basándose en hechos objetivos. Y es deber de las administraciones informar de las decisiones que pueden afectar directamente a la calidad de vida de las personas y del medio ambiente.

Fundición+vaca

 

Riesgos reales para la salud

Es cierto que algunos de los casos de cáncer que aparecen ahora pueden ser debidos a la exposición a uno o varios contaminantes. Pero no quiere decir que la exposición sea reciente. Si la persona tiene más de 40 años y vivió la época de más contaminación, puede ser que sufra las consecuencias ahora. Si además fuma o tiene hábitos de vida poco saludables, las probabilidades aumentan. Mucho se habla de las dioxinas producidas por las incineradoras actuales, olvidando que una de las industrias que más dioxinas producen son las fundiciones. Y durante muchos años hemos vivido entre fundiciones y acerías de todos los tamaños. La contaminación generada en esos años, además de ser asimilada por los que vivíamos entonces, puede acumularse en el suelo y algún resto llegar hasta nuestros días. El tomate de una huerta, el ganado que pasta junto a las ruinas de una fábrica, las moras del zarzal en el borde del camino, los caracoles recogidos en las cunetas…

 

Fundición 1993

Fundición junto a huerta familiar, 1993.

Actualmente hay tecnologías menos contaminantes y las industrias están más controladas, por lo que no podemos seguir con la misma mentalidad de hace 30 años hacia este sector de la economía. Sin embargo, hay otro sector que se ha convertido en uno de los principales contaminadores, y del que se habla poco. El crecimiento del volumen de vehículos en los últimos años, a pesar de la mejora en la calidad de los combustibles y de la reducción de su consumo, ha hecho que el transporte se convierta en uno de los principales emisores de contaminantes y de gases de efecto invernadero. Solamente con sustituir el tráfico de mercancías por carretera por el transporte en tren, se reduciría significativamente la contaminación y mejoraría la seguridad en las carreteras. ¿Quién no tiene una carretera o una autovía cerca de su casa? Y sin embargo no nos quejamos, particularmente nos beneficia porque nos permite desplazarnos con nuestro propio coche. En 2011, el Corredor del Cadagua (BI-636), a su paso por Alonsotegi, tuvo una intensidad media de 21.500 vehículos al día, más otros 3.500 por la carretera vieja (BI-3651). Me atrevería a decir que es el mayor foco de contaminación en Alonsotegi en la actualidad,

Antiguos miedos, manipulación interesada, irresponsabilidad

Parece ser que la situación vivida en épocas anteriores, entre humos, malos olores, ruidos, ríos cubiertos de espuma pestilente, mucosas irritadas… han dejado una huella indeleble en nuestro subconsciente. Miedo atávico que algunos ecologistas se encargan de resucitar cada cierto tiempo. Juzgan y condenan sin necesidad de muchas pruebas. Como la industria ha sido tradicionalmente muy contaminante y ha dado lugar a graves problemas ambientales y de salud, siempre será así. Como la incineración de residuos en los años 60 emitía gran cantidad de contaminantes que se acumulaban en los terrenos cercanos, no se puede incinerar más. Se consideran progresistas y siguen anclados en esquemas de los 70. Utilizan un par de datos llamativos sacados de contexto para crear alarmismo, movilizar a la población y convertirse en defensores de los débiles.

A ellos se les añaden, en ocasiones, algunos partidos políticos para atacar al gobierno; o si están en el gobierno, por puro populismo. De esta forma ponen en duda que el actual sistema político-administrativo, del que ellos son responsables, funciona. En el que caso de que algo no funcione, su obligación es cambiar el sistema porque, desde luego, la tecnología actual permite contar con industrias seguras.

Desconocimiento, contradicciones y egoísmos

Por un lado, se pide que se construyan polígonos industriales para favorecer la implantación de nuevas empresas y crear empleo. Pero cuando vienen algunas empresas (químicas, incineradoras, crematorios) nos oponemos porque “contaminan”. Y hay quien además dice que no se opone a que haya esas empresas, simplemente no las quiere cerca de su casa: el famoso síndrome nimby (not in my backyard – no en mi patio trasero). Desconocimiento, demagogia, manipulaciones, contradicciones, maniqueísmo, oportunismo, populismo… Y si además se puede sacar algún rédito político… A algunos les cuesta mucho evolucionar, quizás porque se sienten cómodos en el pasado.

Después de haberme criado entre una fundición, una fábrica de lejías y las vías del tren, y comiendo lo cultivado en una huerta que recogía todo lo emitido por ellas, ahora me siento muy tranquilo con la calidad ambiental de mi pueblo. Eso sí, los tomates ya no son tan sabrosos como antes.

 

Polvo de fundición sobre cultivos 1993

Polvo emitido por la fundición cercana sobre el cultivo de patatas, vid, manzanos, etc., 1993.

“Esta entrada participa en la Edición XXI del Carnaval de Biología, hospedado en esta ocasión en La Enciclopedia Galáctica“, perteneciente a @torjosagua.

 “Este post participa en la XXIII Edición del Carnaval de Química alojado en el blog molesybits“.

XXIII CarnavalQuímica logo

Actualización 20/08/2013: Documental sobre la historia de Bilbao donde se comentan algunos de estos temas

Mi pueblo en un embudo

Últimamente parece que está aumentando el interés de la gente por el tiempo atmosférico y por el clima. Rara es la cadena de televisión que no da como noticia que en invierno nieve y haga frío, y que en verano haga mucho calor. No me refiero a episodios climatológicos extremos, sino al tiempo habitual de cada estación. No sé si es por miedo al cambio climático o simplemente porque hay que llenar muchas horas de programación. Además, muchos medios no distinguen entre clima y tiempo atmosférico, y utilizan indistintamente ambos términos como si fuesen sinónimos. En cualquier caso, vista la última semana que hemos tenido, con fuertes lluvias y viento, incluida ciclogénesis explosiva, y que en agosto se cumplen 30 años de las inundaciones más graves que el País Vasco ha sufrido en la historia reciente, me he animado a escribir sobre el riesgo de inundaciones en Euskadi, sirviéndome del ejemplo de mi pueblo, Alonsotegi.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 1 (20/01/2013). La vegetación de las riberas de los ríos y arroyos cantábricos está formada por un bosque mixto dominado por sauces, fresnos y alisos.

El relieve montañoso de toda la Cornisa Cantábrica, con sistemas montañosos orientados en paralelo a la costa y con alturas de más de 1000 metros a poca distancia del mar, han dado lugar a valles estrechos y con grandes pendientes. Si a eso le añadimos un clima atlántico muy lluvioso, convierten a la erosión hídrica en el principal agente geomorfológico. Las llanuras naturales de inundación son el fruto de ese proceso, ubicadas en las zonas donde el valle se ensancha.

En Bizkaia los ríos presentan una serie de características comunes: son cortos, de valles estrechos y encajados y tienen que salvar grandes desniveles debido a las pendientes que presenta el terreno. Estas fuertes pendientes, el régimen de lluvias y otros caracteres climáticos de la zona, son causa de que los ríos presenten un régimen de fuerte torrencialidad, alternando épocas de elevado caudal con épocas de fuerte estiaje.

Como ejemplos del brusco contraste de altitudes, tenemos los ríos Altube y Arratia, donde se pasa de 1.475 m, desde el punto de mayor cota (Gorbea) hasta el nivel de base litoral en apenas 50 Km.

La pendiente media de los ríos cantábricos se ha cifrado en un 11% frente al 2% que presentan los ríos de la vertiente mediterránea. En el caso de Alonsotegi, el arroyo Azordoiaga, que nace en las laderas del monte Ganekogorta y desemboca en el Cadagua en el núcleo urbano de Alonsotegi, la pendiente media se acerca al 20%.

 

Alonsotegi desde Sasiburu

Foto 2 (09/08/2012). Núcleo urbano de Alonsotegi al pie del monte Ganekogorta (998 m).

El río Cadagua nace en la localidad burgalesa del mismo nombre, y tras recorrer 63 km, se une a la ría de Bilbao. La superficie de su cuenca alcanza los 307,5 km2. Por su parte, el ya mencionado arroyo Azordoiaga, recorre algo más de 6 km dentro del municipio, con una cuenca de 7,34 km2.

 

Cadagua Alonsotegi Google Earth

Foto 3.Google Earth. Río Cadagua a su paso por Alonsotegi

El hecho de que en el País Vasco las vegas de los ríos, es decir, las llanuras naturales de inundación, fuesen las únicas zonas con pendientes suaves, ha hecho que sean el lugar donde se concentran las edificaciones. Si en un primer momento las construcciones se limitaban a caseríos, ferrerías y molinos, tras la revolución industrial fábricas y bloques de viviendas llenaron hasta el último rincón disponible en estas zonas, llegan en muchos casos a ocupar parte del cauce del río.

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fotos 4 y 5 (20/01/2013). Industrias invadiendo el cauce.

Consecuencia de ello, es que periódicamente, tras un episodio de lluvias torrenciales, rápidos deshielos o las dos cosas juntas, en mayor o menor medida, estas zonas acaban bajo el lodo. En la historia reciente, las inundaciones más graves se registraron el 26 de agosto de 1983, provocadas por una “gota fría”, fenómeno típico del Mediterráneo pero muy raro en el Cantábrico. En el Casco Viejo de Bilbao la ría se desbordó alcanzando el primer piso de los edificios. Entre Bizkaia y las provincias limítrofes 34 personas perdieron la vida, y las pérdidas en el País Vasco alcanzaron los 163 millones de euros.

En el caso de Alonsotegi, como se puede observar en la fotografía 2, es un valle con forma de embudo, las laderas recogen las aguas superficiales dirigiéndolas hacia el núcleo urbano, donde desaguan en el Cadagua. Esto significa que en el caso de lluvias torrenciales, no sólo hay riesgo de inundaciones sino también de desprendimientos y avalanchas ocasionados por los torrentes.

Así, en 1983, los daños en el pueblo no fueron sólo los producidos por el desbordamiento del Cadagua, sino también por piedras, lodo y troncos que bajaron desde los montes. En aquel momento, una gran parte de las laderas estaban deforestadas, facilitando la acción erosiva de las lluvias. Para muestra, tres imágenes:

 

Tren bloqueado 83

Foto 6. Tren atrapado por avalancha desde el monte Sasiburu (27/08/1983).

 

Autobus empotrado 83

Foto 7. El arroyo Azordoiaga empotra un autobús en una casa y destruye parte de un puente de piedra (27/08/1983).

 

Puente Irauregi 83

Foto 8. Del puente de Irauregi queda poco más que el arco de piedra (27/08/1983).

En aquel momento este viejo puente, de origen medieval, con un solo carril para vehículos y aceras estrechas, era el único que conectaba las dos márgenes del núcleo urbano, por lo que durante unos meses hasta su reparación, los vehículos tuvieron que cruzar por un pontón militar ubicado donde hoy está el puente nuevo.

Periódicamente, en menor medida, el río se ha seguido desbordando en algunos puntos, afectando a caminos, huertas y bajos de algunas viviendas, sobre todo en los barrios de Linaza y Pertxeta.

Por tanto, cuando a principios de este siglo se pudo poner en marcha el proceso de regeneración urbana con la ayuda financiera del Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, gran parte de las obras recogidas en el plan tenían que ver con la eliminación de estos riesgos. Así, la renovación de las redes de servicios incluía colectores para canalizar arroyos y torrentes y la construcción de un nuevo puente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 9. El armazón del puente, arcos y tablero, se construye en la ribera (10/02/2007).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 10. Posteriormente, varias grúas de gran tonelaje colocan el puente en sus estribos (15/02/2007).

Otra actuación importante para reducir la inundabilidad en el casco urbano de Alonsotegi era el rebaje o eliminación del azud de Kastrexana, en el límite con los municipios de Bilbao y Barakaldo (foto 3, esquina superior derecha). Esta presa se construyó en los años 50 del pasado siglo para abastecer una acería y en la actualidad sólo abastece a la incineradora de residuos urbanos Zabalgarbi. El ayuntamiento solicitó reiteradamente a URA (Agencia Vasca del Agua) y a la Confederación Hidrográfica del Norte la ejecución de esa obra.

En cuanto a la prevención de los desprendimientos y avalanchas de los montes, desde finales de los 80, la Diputación Foral de Bizkaia ha realizado una gran labor de reforestación, primando las especies autóctonas, cuyos resultados se empiezan a ver ahora.

Sin terminar todas estas obras, el domingo 1 de junio de 2008, la meteorología nos dio otro susto: las fuertes lluvias durante todo el fin de semana hicieron que se desbordara el río Cadagua y que el agua que bajaba de los montes inundara algunos bajos.

En esta ocasión, el hecho de que los montes tuvieran una mayor superficie arbolada hizo que sólo bajara agua, sin piedras ni troncos, con lo que los daños fueron mucho menores. Por su parte, el río Cadagua volvió a pasar por encima del puente viejo después de bastantes años, pero sin destrozos graves.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fotos 11 y 12. Torrentes del monte Sasiburu (1/06/2008).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 13. El río Cadagua desbordado por encima del puente de Irauregi (1/06/2008).

Tras varios años de requerimientos por parte del ayuntamiento, finalmente, en el verano de 2010, la Confederación Hidrográfica del Norte rebaja un metro la altura de la presa de Kastrexana.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 14. La presa de Kastrexana bajo los viaductos de la Variante Sur de Bilbao (20/01/2013).

Por último, en 2011 se reforzó la estructura del puente Irauregi ampliando la anchura para mejorar la accesibilidad peatonal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 15. Puente de Irauregi (20/01/2013).

Y tras este recorrido histórico llegamos a enero de 2013. Tras una semana de fuertes lluvias y viento (este pasado fin de semana nos ha barrido una ciclogénesis explosiva), tocaba ver si habían servido de algo las obras que he comentado, ya que en los últimos tres años no habíamos tenido lluvias de esta magnitud.

Video 1. Vista desde el puente nuevo (20/01/2013).

Bajo el puente nuevo hay una presa que envía el agua hacia una minicentral hidroeléctrica ubicada junto al puente de Irauregi. El canal, de 300 metros de largo, discurre bajo el paseo de Coscojales. En caso de crecida del río, el exceso de agua salta por encima del canal, volviendo al río. En algunos puntos, estos aliviaderos coinciden con los desagües de los torrentes del monte, creando unas bonitas cascadas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fotos 16 y 17. Paseo Coscojales (20/01/2013).

Justo aguas debajo de esta presa, hay una formación de rocas calizas a diferente altura, creando unos saltos de agua de gran espectacularidad cuando el río baja caudaloso.

Video 2. Vista del salto de agua en la formación caliza (20/01/2013).

De hecho, cada vez que tenemos crecidas en los ríos de Euskadi, los medios de comunicación vienen aquí a tomar imágenes: portadadeia210113

Parece ser que el río Cadagua es uno de los que mejor se está recuperando ambientalmente a nivel de Bizkaia. En el caso de la fauna, desde hace unos años nos hemos acostumbrado a ver garzas, garcetas, patos, cormoranes, pollas de agua, también alguna tortuga invasora, y se supone que hay alguna colonia de visón europeo. No entraré a explicar las razones de esto (material suficiente para otro post), simplemente una muestra:

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fotos 18 y 19 . Cormoranes (20/01/2013).

Cuando todas las demás aves desaparecen, los cormoranes se mantienen impasibles ante la fuerza del agua.

Finalmente, no ha habido ningún desbordamiento del río en toda esta zona, ni siquiera en el barrio de Pertxeta. La influencia del rebaje de la presa de Kastrexana llega hasta el puente de Irauregi, 1,4 km aguas arriba. Tampoco ha llegado al camino de Pertxeta, que hasta ahora se inundaba con facilidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 20. Camino de Pertxeta (20/01/2013).

Por supuesto, esto no quiere decir que se hayan eliminado completamente los riesgos de inundabilidad de esta zona. El Plan Integral de Prevención de Inundaciones de la Comunidad Autónoma del País Vasco (conocido como P.I.P.I.), recoge el concepto estadístico conocido como periodo de retorno, que es el tiempo medio entre dos trombas de agua que pueden dar lugar a un determinado caudal. Para cada periodo de retorno y en función de la orografía del municipio se establece sobre el mapa una mancha de inundación, que marca la probabilidad de cada punto de inundarse periódicamente. Los periodos de retorno utilizados suelen ser 10, 25, 50, 100 y 500 años. Algunos consideran que las inundaciones de 1983 corresponden al de 500 años, lo que significa que probablemente no se dé un evento de esas características hasta dentro de más de 400 años (sin considerar el cambio climático, claro está).

En función de estos cálculos se establecen unas distancias de separación al cauce de los ríos para los distintos usos urbanísticos del suelo: por ejemplo, en el borde de la ribera sólo se permiten usos recreativos, sin edificaciones; a ciertos metros se permiten vías de circulación, y más alejadas, las construcciones.

El problema lo tenemos con las construcciones ya existentes en las riberas, puesto que estas normativas fueron aprobadas en los 90. En el momento en que cesa el uso, por ejemplo, de fábricas abandonadas, tras su derribo no se podrá volver a construir en ese punto. En el caso de bloques de viviendas viejas y deterioradas, se pueden organizar operaciones de realojo, siempre con gran coste económico. Para el resto de los casos, sólo quedaría actuar sobre el cauce, aumentando su capacidad, pero también con gran coste económico y ambiental. http://www.eitb.com/es/noticias/sociedad/detalle/1231074/inundaciones-gobela–preocupacion-getxo-nuevas-lluvias/

En este último aspecto, quiero destacar que en las obras de canalización, la normativa en Euskadi obliga a recuperar, en la medida de lo posible, el estado original del cauce fluvial: pendientes, perfiles, taludes, riberas, vegetación, etc. Si comparamos la ribera derecha en la foto 8, donde se construyó el armazón del puente, con la foto 1 o la de cabecera del blog, sacadas en ese mismo punto, podemos ver el cambio: sauces, alisos, abedules, fresnos, chopos, arces, avellanos, espinos…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 21. Vegetación en puente nuevo (2/05/2010)

Los errores del pasado provocados por el crecimiento descontrolado han generado una grave problemática, de gran complejidad por las implicaciones urbanísticas, sociales, ambientales y económicas. Aunque poco a poco se va mejorando en estos aspectos, en algunas ocasiones las administraciones públicas tienen que hacer verdaderos encajes de bolillos para resolver estas situaciones. Y en cualquier caso, aunque sea labor de la administración el controlar y evitar que se vuelvan a cometer los mismos errores, todos tenemos que ser conscientes de la importancia de respetar el medio ambiente en el sentido más amplio del término.

El ser humano ha sido capaz de modificar completamente el entorno en su beneficio, a veces subestimando el poder de la naturaleza. Se suele decir que lo que se le quita al agua, más tarde o más temprano el agua lo recupera, como vemos periódicamente. Además, toda esta problemática se ve complicada ahora con el cambio climático.

Según un informe de 2011 de la Oficina Vasca de Cambio Climático, la tendencia en los últimos 50 años muestra que en invierno y primavera (la época más lluviosa en Euskadi) llueve menos pero cuando llueve lo hace de forma torrencial, originando mayor número de crecidas. Esto significa una disminución en el aporte de agua en invierno y primavera (entre 6-13%), un aumento del caudal pico (20%) y con ello una mayor extensión del área inundable (3%), provocando el aumento de pérdidas por inundación para el 2050 (15%). (ver post Doha y el cambio climático en Euskadi).

Para afrontar esta situación se propone analizar el papel que juegan las diferentes formas de ocupación del suelo (ordenación del territorio) en el balance de agua de las cuencas, contemplando, además, las necesidades de adaptación de las políticas forestales y agrarias para la reducción de la vulnerabilidad hídrica.

Por otro lado, debido al incremento esperado en los fenómenos extremos relacionados con la precipitación y, por tanto, el incremento de la peligrosidad de los impactos asociados a los mismos, se plantea el estudio del efecto del cambio climático en las inundaciones de la CAPV, para aportar criterios de priorización y estrategias de adaptación en los instrumentos de gestión y planificación existentes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto 22. Puente nuevo y riberas (28/09/2007)

Conclusión

Euskadi tiene una orografía muy complicada. Un 85% de los municipios se pueden clasificar como de montaña y tiene un 55% de su superficie arbolada. Por otro lado, en 2011, el 8,11% de su superficie era suelo artificializado. Las principales infraestructuras viarias y de servicios están finalizadas (ver post ¿La construcción es la solución?). En los municipios se va acabando el suelo con pendientes suaves que permitan una edificabilidad rentable económicamente y con un impacto ambiental aceptable.

No debemos olvidar que la urbanización del suelo supone su impermeabilización, lo que significa que el agua de lluvia no es absorbida por la tierra y es enviada rápidamente a los ríos y arroyos, facilitando las crecidas y desbordamientos de los cauces. En el caso de Alonsotegi, el 40% del suelo del municipio está clasificado como de “especial protección” por las características ecológicas que posee. Dentro de este territorio están incluidos los bosquetes de especies autóctonas (encinares, robledales y hayedos) y las zonas húmedas. El mantenimiento y mejora de esta cubierta vegetal es vital para evitar riesgos y contribuir a paliar el cambio climático.

En esta situación los recursos que las administraciones tengan para obra pública, más que a la ocupación de nuevas áreas, se deberían destinar a solucionar los problemas de inundabilidad comentados y a la rehabilitación de zonas urbanas degradadas. Actuaciones muy complejas pero de gran rentabilidad social y ambiental a largo plazo.

Y como acabamos de empezar el año, y a pesar del pesimismo generalizado por la situación económica, quiero acabar este post con un símbolo de esperanza:

Video 3. Arco Iris sobre el puente nuevo (21/01/2013).

Referencias

“Esta entrada participa en la XX edición del Carnaval de Biología, que hospeda Multivac42 en su blog Forestalia“.

“Esta entrada participa en la X Edición del Carnaval de la Tecnología, que hospeda @lualnu10 en su blog http://cajadeciencia.blogspot.co.uk/“.

“Esta entrada participa en la III Edición del Carnaval de Humanidades alojado en El  cuaderno de Calpurnia“.

Actualización 18/04/2013 (en euskera): http://aldizkaria.elhuyar.org/erreportajeak/uholdeak-konponbide-berriak-betiko-arazoari/

Armand David: Misionero, explorador, naturalista…

El año pasado tuve la oportunidad de leer “Hacia los confines del mundo” de Harry Thompson, donde se describe el épico viaje del Beagle, cuyas consecuencias años más tarde, sacudirían la sociedad del siglo XIX. La relación de Darwin con el capitán del buque, Robert FitzRoy, sirve al autor para contraponer las dos líneas por las que fue derivando el pensamiento de la época a medida que la teoría de la evolución se daba a conocer. Mientras FitzRoy mantiene sus creencias religiosas y se niega a interpretar los nuevos descubrimientos fuera del relato del Génesis, Darwin va cambiando según madura la teoría de la evolución en su interior. Todo esto se desarrolla en el contexto del siglo XIX, en pleno debate sobre el racismo y la expansión colonialista de las potencias occidentales.

El pasado 14 de febrero, con motivo de la celebración del Día de Darwin en Bilbao, asistí a una conferencia de Kepa Altonaga, biólogo y profesor de la Universidad del País Vasco. En ella repasó la obra de un científico que a pesar de su relevancia y de su cercano origen, no es muy conocido: Armand David. Su relación y paralelismo con Darwin me sorprendió, y me ha llevado a leer el extraordinario libro de Altonaga sobre la vida de este misionero explorador: “Armand David, pandaren aita” (Armand David, el padre del panda).

Sus orígenes

Jean-Pierre Armand David nació en Ezpeleta, pequeña localidad vasco-francesa, cercana a Baiona y famosa por sus pimientos.

EzpeletaCasa típica de Ezpeleta (Foto wikipedia).

Desde pequeño se interesó por los insectos, las plantas y las aves, y, tras estudiar en el cercano seminario de Larresoro, pasó 10 años en Savona, norte de Italia, como profesor de ciencias naturales. Pero su objetivo eran las misiones, y así lo había solicitado a su superior.

En 1860, los padres lazaristas habían enviado misioneros a Pekín, tras la apertura de esta ciudad a los extranjeros, para construir un colegio francés. Por eso, un año después, el director del Museo de Ciencias Naturales de París, Henri Milne-Edwards, pidió al superior de la orden la colaboración de sus misioneros para que le ayudaran en sus investigaciones científicas. En el grupo elegido no podía faltar Armand David, recién ordenado sacerdote, ya que conocía perfectamente el funcionamiento de un colegio, tenía la formación adecuada para la investigación científica, estaba deseando ir a las misiones y, con 35 años, se encontraba en la edad adecuada.

En la reunión previa a su partida con los expertos del Museo de París, la élite de los científicos franceses de la época, recibió un montón de encargos de casi todas las ramas de la Ciencias Naturales, así como consejos e información sobre China.

Armand JovenEuskomediaJean-Pierre Armand David (Foto Euskomedia).

Llegó a China en 1862 tras 5 meses de travesía por mar, ya que todavía no se había abierto el canal de Suez. Tras aclimatarse al país y al idioma, empezó a viajar por los alrededores de Pekín. Completó una colección zoológica y botánica que dejó impresionados a los académicos franceses, ya que China era muy desconocida entonces. Además daba idea del recolector tan hábil, animoso y preparado que era Armand David. Como recompensa le enviaron 1.000 francos para los gastos de la recogida de muestras de 1863 y le prometieron más dinero para los siguientes años.

El ciervo del padre David

En 1865 decidió ir al parque imperial, varios km al sur de Pekín, cuya entrada estaba prohibida y castigada con la pena de muerte. Quería comprobar la existencia de un animal que, según los rumores que le habían llegado, desde hacía tiempo vivía en paz en ese parque. Tuvo suerte y a través de una rendija de la muralla pudo observar de lejos un centenar de ejemplares y darse cuenta de que eran una especie nueva. Más tarde supo que esa manada era la única que quedaba, pues esta especie se había extinguido en su hábitat natural hacia el siglo III o IV por haber sido sus cuernos una de las fuentes de marfil de China en aquella época.

Para poder hacer una descripción científica de la especie y que su descubrimiento se aceptara oficialmente, intentó en vano a través de medios diplomáticos hacerse con un ejemplar. Finalmente lo consiguió sobornando a los guardias tártaros del parque: restos de dos ejemplares hembras, uno adulto y otro joven, con rabos largos como de burro y pezuñas como de vaca. Meses más tarde, los esfuerzos diplomáticos dieron su fruto: le regalaron un macho adulto y dos hembras vivos. Aunque murieron al poco tiempo en el jardín de la embajada, le resultaron de gran ayuda. Tras hacer en París un análisis anatómico comparativo se creó un nuevo género y se denominó científicamente a esta especie como “Elaphurus davidianus A. Milne–Edwards, 1866”, coloquialmente “ciervo del padre David” o “milú”.

En la actualidad el ciervo del padre David se cría en cautividad por todo el mundo. En 1993 se calculaba una población de 1000 ejemplares entre zoológicos y granjas. En Nueva Zelanda y otros países su carne es muy apreciada, lo que unido a su tamaño resulta muy rentable.

Su hábitat original se desconoce, pero se cree que eran las marismas, por su afición al agua y sus pezuñas alargadas. En varias reservas chinas la población de ciervos del padre David está aumentando y quizás con el tiempo pueda volver a ser un animal salvaje.

742px-Elaphurus_davidianus_sitting_on_the_ground

“Elaphurus davidianus A. Milne–Edwards, 1866″, ciervo del padre David o milú. (Foto wikipedia).

China en la época de Armand David

En 1773, justo en la época en que cada vez era mayor el número de viajes de exploración, China cerró sus fronteras a los extranjeros.

La creciente presión de las potencias occidentales para establecer colonias estratégicas en China provocó varias revueltas contra los europeos en el siglo XIX: las dos guerras del Opio, la Rebelión Taiping y la Rebelión Boxer. Tras las Guerras del Opio, los europeos ganaron el derecho a establecerse en varios puertos, lo que les permitió adentrarse en el interior ocasionalmente.

El ambiente de rechazo a las potencias europeas que ocupaban China le obligó a tomar precauciones, con el fin de protegerse del odio de la población y las sospechas de las autoridades. Iba siempre con fusil y revólver para cazar ejemplares, pero también para defenderse de los ladrones de caminos.

En este contexto queda la duda de, si además de científico y misionero, actuó como espía francés. En muchas ocasiones, los chinos pensaron que iba a conocer el país para saber donde había oro, plata y otros metales, ya que en sus mapas aparecían todos estos detalles. Incluso, llegó a ser envenenado varias veces. También en su círculo académico y religioso lo sospecharon, ya que cuando volvió a Paris en 1871 para recuperarse tras sus viajes, lo primero que hizo fue ir a ver al presidente de Francia Thiers, recién acabada la guerra franco-prusiana.

Mission_armand_david

Armand David caracterizado para pasar desapercibido en sus viajes .(Foto wikipedia).

Sus viajes

Tras el éxito de los primeros trabajos, los responsables del museo pidieron a su superior que lo liberara de sus tareas evangélicas para que se dedicara en exclusividad a sus labores naturalísticas. Así, a partir de 1866 se convirtió en explorador a cuenta del Museo de Ciencias Naturales de París y del Ministerio de Educación. Esto le permitió organizar tres misiones de exploración a través de la China desconocida:

Mapa viajes DavidLos tres viajes principales de Armand David. (Foto wikipedia).

1º. Viaje. En 1866, duró 7,5 meses y recorrió 1.500 km en Mongolia oriental. Recogieron muestras de 150 especies de aves y mamíferos, 124 de plantas y 250 de insectos. Los fósiles recogidos, aunque pocos, sirvieron de punto de partida para la investigación paleontológica de China. Acabó el viaje enfermo de reumatismo y fiebre. El roedor gerbil o gerbilo (Gerbillus unguiculatus) es el descubrimiento más conocido de este primer viaje.

2º viaje. En 1869, recorrió durante un año el Tíbet oriental, en el desconocido para los europeos principado de Moupin, uno de los pequeños y salvajes estados de un territorio extenso y boscoso en las alturas, entre las fronteras de China, Tíbet y Mongolia. Es, sin duda, el más exitoso de los tres viajes. Con la ayuda de los cazadores de la zona, consiguió decenas de nuevas especies:

-       El gran panda, a quien denominó Ursus melanoleucus, oso blanquinegro. Tras un análisis más detallado de los datos anatómicos, en 1870 se creó el género Ailuropoda y pasó a denominarse Ailuropoda melanoleuca (David, 1869).

-       El mono dorado: Rhinopithecus roxellana (Milne-Edwards,1870), corpulento, cara verde-azulada o turquesa, nariz muy corta y curvada casi hasta los ojos, cabeza de un naranja vivo, extremidades grandes y musculosas, y cola larga y fuerte. Pelaje de la espalda dorado y pelo largo. En los jarrones e imágenes de tinta china antiguas aparecían lo que se pensaba que eran duendes o criaturas mitológicas. El descubrimiento de Armand David demostró que era una criatura real. En la actualidad el Gobierno chino le considera como especie con primer nivel de protección en catorce reservas y en algunos zoológicos con intención de facilitar su reproducción. A pesar de ello, su conservación peligra por dos amenazas principales: una, porque para la medicina tradicional china, su piel tiene propiedades medicinales; la otra es la destrucción de su hábitat por la expansión de las actividades humanas.

-       En lo que respecta a la flora destaca el descubrimiento de la Davidia involucrata, el árbol de las palomas o de los pañuelos, por la apariencia de sus flores en primavera, y con la particularidad de que florece cada diez años. En este segundo viaje recogió y secó cientos de plantas: entre ellos 15 especies de rododendros, una de ellas epifita. El herbario que Armand David envió a París constaba de 3.500 plantas, de las cuales 250 eran especies nuevas. Esto, a pesar de que su mayor dedicación era para las especies animales, que tenía que secar y conservar antes de que la alta humedad y el bochorno ambiental del lugar las echara a perder. Como él dice en su diario del segundo viaje, ésa es con diferencia la zona de China más rica en especies vegetales y un botánico tendría trabajo para mucho tiempo.

Tras finalizar su segundo viaje y ante la imposibilidad de volver a Pekín por las revueltas contra las potencias occidentales, embarca hacia Marsella. Al hacer escala en Ceilán se entera de la declaración de guerra de Francia a Prusia. Cuando llegó a Marsella también tuvo que cambiar sus planes, pues París se preparaba para el sitio del ejército prusiano. Decidió ir a Italia, a visitar a antiguos alumnos como el marqués Giacomo Doria, que en 1867 había fundado el Museo de Ciencias Naturales de Génova. En esta ciudad tuvo oportunidad de conocer la obra de Darwin El origen de las especies. Aunque en un primer momento no lo aceptó con todas sus implicaciones, tampoco le cerró la puerta. Tras asimilar sus conceptos, los utilizaría como hipótesis de trabajo en su tercer viaje. Esto no deja de sorprender, por un lado, por su condición religiosa, y por otro lado, porque el darwinismo no fue aceptado en Francia hasta mucho después.

3º viaje. 1872: Cerca de Shanghái, en Ningbo, conoció al cónsul británico, Robert Swinhoe, naturalista aficionado, y tras admirar su colección de especies de la región decidió pasar casi dos meses estudiando la zona sur.

En 1873, en Wuhan, está a punto de morir, incluso el dominico asturiano padre Calunga le administró la extremaunción. Estaba muy débil: malaria, reumatismo, fuertes dolores en las articulaciones, trastornos gastrointestinales, por la nariz echó un gusano helminto, forúnculos, hemorroides, episodios de fiebre y una profunda tos crónica. Su intención era volver a Shanghái, pensando que, al ser un clima más saludable, se recuperaría. Después iría a Filipinas, Japón, América y Francia. Pero no consiguió recuperarse del todo y en 1874 embarca hacia Europa. A partir de ese momento se dedicó a enseñar ciencias naturales en la residencia principal de los lazaristas en París, donde también montó un museo con aportaciones enviadas por conocidos suyos de todo el mundo.

En 1875 se le concedió la medalla de oro de la Sociedad Geográfica de París. El gobierno de Francia le otorgó varias veces la Legión de Honor, siendo rechazada por él. Finalmente, acabaron enviándosela, sin más. Murió en París el 10 de abril de 1900.

Darwin, Wallace y David

La observación de la distribución de las especies en las zonas que recorrió en sus viajes, y la constatación de que especies similares se reparten por territorios adyacentes, le llevo a concluir que todas podrían derivar de una sola especie. A esta conclusión habían llegado también, cada uno por su cuenta, Darwin y Wallace. Tras la lectura del Origen de las especies, vio que sus observaciones encajaban con la teoría de la evolución.

En 1877, cuando David estaba llegando a estas conclusiones, el papa Pio IX proclama que el darwinismo es una aberración fruto del orgullo loco del hombre. Tras su muerte, su sucesor, León XIII, con el fin de fortalecer la fe también en el campo de la ciencia, hizo un llamamiento a todos los intelectuales del mundo católico. En este contexto, se creó por ejemplo, la publicación Etudes Historiques et Religieuses du Diocèse de Bayonne. Por su parte, el rector del Instituto Católico de París convocó un congreso con expertos e intelectuales católicos, en orden a conseguir la reconciliación entre ciencia e iglesia.

La ponencia presentada por David explicando sus ideas evolucionistas fue respondida con varios minutos de pitidos y gritos. Esto le afectó en gran medida. Por un lado, le sorprendió que lo más granado del catolicismo no le replicara con argumentos y sí con chillidos; por otro lado, le asustó tanto que no se atrevió en adelante a exponer sus ideas tan claramente. Se le ha considerado un “evolucionista mitigado”, ya que intentó compaginar la evolución con las tesis creacionistas.

Su aportación a la obra de Wallace

Alfred Russel Wallace (1823-1913) es “el otro” padre de la selección natural junto con Darwin, así como el fundador de la zoogeografía. En 1876 publicó The Geographical Distribution of Animals, donde propone la clasificación de las regiones biogeográficas del mundo basada en la distribución de varios grupos de animales terrestres y en las semejanzas y diferencias entre los distintos territorios. Para la elaboración de este trabajo fue muy valiosa la detallada información aportada por Armand David, y Wallace la utilizó para la descripción del límite entre las regiones paleoártica y oriental.

David conservacionista

En sus viajes pudo observar el impacto de una civilización milenaria en expansión sobre la naturaleza, y la preocupación que le generaban las consecuencias futuras de la actividad humana:

-       “En mi interior pienso que el progreso mejorará el nivel general de la educación y del conocimiento humanos, hasta un punto donde se utilizarán todos los diversos seres de este mundo, pero con medida; desgraciadamente, eso llegará demasiado tarde para muchas especies. Soñemos con el futuro.”

-       “La organización de sociedades protectoras de animales será un logro para esas ideas de justicia universal (…)”.

-       “… la completa desaparición de los bosques que llegará pronto, traerá consigo la desaparición de muchas especies, y sí, seguramente, también el cambio del clima del país.”

Sus números

Fue el descubridor de unas 70 nuevas especies de mamíferos -a saber, antílopes (3), ardillas voladoras (2), ciervos (unos 15), jabalís (1), marmotas (2), monos (2), muflones (2), murciélagos (5), ratones (27), topillos (3), topos (10), jerbos, liebres enanas-; de anfibios -entre ellos, anuros (15), urodelos (4) y la salamandra gigante (el anfibio más grande del mundo, hasta 1,8 metros de largo) Sieboldia davidiana-; de reptiles (unos 50, tortugas, saurios y ofidios); de aves (65); y de cientos de moluscos, arácnidos, insectos y crustáceos.

David y las Especies Invasoras

Otra especie que descubrió y trajo a Europa, es el arbusto de mariposas Buddleja davidii, originaria de la zona del Tibet. En 1930 ya se encontraba naturalizada en Francia y durante la Segunda Guerra Mundial, experimentó una expansión sorprendente. Tras examinar su hábitat natural en China, se vio que se desarrollaba en taludes pedregosos, graveras y terrenos con guijarros, sustratos muy similares a edificios en ruinas, cunetas de carreteras y vías de tren, paisajes frecuentes en Europa en este momento de su historia.

En la actualidad en el Reino Unido se la considera una de las 20 especies alóctonas más invasoras, llegándose a relacionar su gran expansión en los últimos años con el cambio climático. En Suiza también es una especie problemática, incluida en una ‘lista negra’ junto con otras 26 especies alóctonas invasoras (Gigon & Weber 2005). Por su vigoroso crecimiento, tiende a formar comunidades muy densas con una flora asociada en general ruderal, muy banal, dificultando el establecimiento y desarrollo de otras especies autóctonas; este hecho puede ser especialmente preocupante en hábitats riparios.

En Euskadi también es abundante en el área metropolitana de Bilbao, llegando en ocasiones a formar verdaderas arbustedas de hasta 2-3 m de altura con ella casi como única especie leñosa. Afortunadamente, hasta el momento no supone una amenaza en los Espacios Naturales Protegidos, aunque en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai existen algunas poblaciones que podrían constituir un importante foco de expansión en el futuro.

800px-Buddleja_davidii_vallee-de-grace-amiens_80_22062007_1

Buddleja davidii, arbusto de mariposas. (Foto wikipedia).

Su legado

En definitiva, podemos resumir que Armand David fue un hombre excepcional con una vida apasionante. Su profundo conocimiento de la naturaleza y del ser humano, le hizo aceptar una teoría científica que iba directamente contra sus creencias religiosas, adoptando una postura que recuerda a Galileo con “y sin embargo se mueve”; fue capaz de prever el impacto de las actividades humanas en el medio ambiente, en la biodiversidad e incluso en el clima; y sus descubrimientos completaron los realizados por otros dos grandes como Darwin y Wallace. Paradójicamente, una de las especies que descubrió este conservacionista y que trajo de China, ahora es una amenaza para la flora de otras partes del mundo.

Bibliografía

-       “Hacia los confines del mundo” de Harry Thompson, Ed. Salamandra 2007.

-       “Armand David, pandaren aita” de Kepa Altonaga, Elhuyar Fundazioa 2001.

-       http://www.euskomedia.org/aunamendi/27735

-       http://es.wikipedia.org/wiki

-       http://www.quo.es/index.php/multimedia/(media)/31057

-       “Flora alóctona invasora en Bizkaia”, Diputación Foral de Bizkaia, 2010.

Esta entrada participa en la XIX Edición del Carnaval de Biología, organizado por La Fila De Atrás, blog perteneciente a @MyrRB.

“Fracking”, no sabes lo que estás haciendo…

Parece ser que el “fracking”, esa técnica que según el gobierno de Patxi López nos iba a solucionar el suministro energético para los próximos 50 años, está de actualidad también en Europa. Según una noticia aparecida hoy en la web de The Guardian y The Observer, el Parlamento Europeo recomienda al Reino Unido que reconsidere su postura de facilitar la extracción de gas mediante esta técnica: “Gran Bretaña no puede estar segura de saber lo que hace si permite que la extracción del controvertido gas siga adelante”. Bruselas regulará la industria del gas bituminoso, según Jo Leinen, miembro del comité de medioambiente del parlamento, y dijo que el Reino Unido no puede estar seguro de entender la escala de las consecuencias para la salud y el medio ambiente del “fracking”, en el que se inyecta agua a presión, arena y productos químicos en la roca para liberar el gas. El ministro de Hacienda británico, George Osborne, anunció la semana pasada que ofrecerán beneficios fiscales a las empresas de fracking, así como una nueva regulación para el “gas no convencional”. Por su parte, el secretario de energía, Ed Davey, espera levantar pronto las restricciones al fracking en una localidad de Lancashire donde el proceso se había parado cuando aparecieron pruebas de que estaba desencadenando terremotos. Leinan, miembro del SPD alemán, expuso la creciente preocupación del Parlamento Europeo sobre el fracking a gran escala, añadiendo que se aprobarán nuevas regulaciones para “gestionar y disciplinar” el sector. Asimismo, comentó que en la actualidad sólo hay dos países que cuentan con el apoyo gubernamental: Polonia, donde el tema va muy despacio, y el Reino Unido, donde se ha dado luz verde. Recientes informes de la Comisión Europea sobre el fracking avisan del riesgo de contaminación del suelo y de las aguas superficiales, emisiones nocivas al aire, peligro para la biodiversidad y contaminación acústica. Según Christophe McGlade, del Instituto de Energía UCL: “Sólo porque el recurso esté ahí, no significa que su extracción sea económica”. Por otro lado, también hay dudas sobre la cantidad de gas que se puede extraer, aunque, según el gobierno, puede suponer un empuje sustancial a la economía británica. En opinión de Leinan, independientemente de la cantidad de gas, la existencia de riesgos demanda una regulación que establezca estándares seguros para toda la UE. “La posibilidad de que el fracking sea una forma de suministro energético es un asunto principal, por lo que estaremos ocupados en este sector durante un tiempo para gestionarlo y disciplinarlo”. En el Reino Unido se estableció una moratoria al fracking en 2011 tras dos pequeños terremotos en el noroeste de Inglaterra donde una firma australiana realizaba sondeos. La compañía reconoció que era “altamente probable” que sus exploraciones desencadenaran los temblores, aunque fue debido a una “inusual combinación geológica”. Me recuerda a Fukushima, donde la central nuclear “no estaba diseñada para una combinación de terremoto y tsunami de esas magnitudes”. Como todo en esta vida, no existen soluciones milagrosas para la crisis energética, y sustituir los combustibles fósiles tradicionales por sus parientes más abundantes pero también con muchos inconvenientes, no es la solución. No se puede olvidar el impacto ambiental de estos combustibles, sólo porque los tengamos en casa y nos ahorremos comprarlos fuera. La sustitución de los combustibles fósiles y la minimización del cambio climático requiere voluntad política y apuestas a largo plazo. http://www.guardian.co.uk/environment/2012/dec/09/fracking-laws-dash-for-gas http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2012/dec/09/shale-gas-frackheads-dubious-dream fracking En este blog http://cienciasycosas.blogspot.com.es/2012/12/la-ue-pregunta-la-ciudadania-acerca-del.html?showComment=1356296507542 con fecha de 22 de diciembre se hace un amplio repaso del fracking desde el punto de vista científico y concluye que las técnicas están suficientemente desarrolladas para garantizar una obtención del gas sin impactos importantes. Pero en mi opinión, el hecho de no tener una legislación y una regulación supone un riesgo de que intereses económicos y políticos pasen por encima de las afecciones medioambientales. Los sondeos para obtener este gas se están extendiendo por todo el mundo, a medida que se consume el gas convencional, por lo que creo que a nivel de Europa habría que establecer una moratoria hasta disponer de suficientes estudios científicos y la regulación que establezca la manera de extraer el gas garantizando la preservación del entorno.

Actualización 12/02/2013: http://www.hablandodeciencia.com/articulos/2013/02/11/una-breve-revision-sobre-el-estado-de-la-ciencia-con-el-fracking/

Actualización 30/04/2013: El panorama del “fracking” Juan Ignacio Pérez

Actualización 2/05/2013: Una catedrática de la UPV dice que no pueden descartarse riesgos en el uso del “fracking”.

Actualización 24/06/2013: Encuentran gases en el agua potable cerca de explotaciones de ‘fracking’ Materia.es

Actualización 29/08/2013: Fracking, fracturación hidráulica JoF nº11, julio 2013

Doha y el cambio climático en Euskadi

Estos días se celebra en Doha, Qatar, la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Al inicio de la conferencia, se hizo un llamamiento a los gobiernos para que del evento salgan acuerdos que constituyan otro paso adelante en la respuesta global al cambio climático. Asimismo, cita varios informes de expertos y organizaciones como el Banco Mundial, la Organización Meteorológica Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, etc., donde se repasan los riesgos que corremos si no se toman medidas urgentes. De seguir la tendencia actual, a finales de siglo la temperatura media subirá 4ºC con efectos devastadores; la necesidad de evitar a toda costa que la temperatura no suba más de 2ºC, pasados los cuales los efectos serán extremadamente serios e irreversibles. Parece ser que existen las herramientas y la tecnología para conseguir ese objetivo, pero no hay voluntad política. En algunos aspectos se ha avanzado, pero no lo suficiente.

Los objetivos principales marcados para esta conferencia son:

  1. Asegurar la vigencia del Protocolo de Kyoto, como único convenio internacional que compromete a los países desarrollados a reducir la emisión de gases invernaderos (GEI).
  2. Como será necesario un esfuerzo mucho mayor que el actual para reducir emisiones, en la conferencia del año pasado en Durban se decidió llegar a un acuerdo en 2015 que incluyera a todos los países, de cara a establecer nuevos compromisos. En Doha se discutirá cómo hacerlo.
  3. Decidir qué elementos del Plan de Acción de Bali (mitigación y adaptación al cambio climático, financiación, tecnología y capacitación) han ejecutado los países en desarrollo y cuáles necesitan para conseguir un futuro bajo en emisión de GEIs.
  4. Completar las infraestructuras necesarias para canalizar la tecnología necesaria y la financiación para los países en desarrollo.

También se impulsará el fortalecimiento de las capacidades adaptativas de los más vulnerables a través de una mejor planificación, centrándose en mejorar la protección contra pérdidas y daños producidos por sucesos de desarrollo lento como la subida del nivel del mar, y se revisarán los esfuerzos para mejorar la coordinación de las acciones a escala global. Por último, se tratarán temas como la deforestación, el almacenamiento de carbono, el papel de la agricultura y las consecuencias económicas de la reducción de emisiones.

A pesar de que el tiempo para tomar medidas se va agotando, que en algunos países empiezan a sufrir daños por la subida del nivel del mar (Países Bajos, Bangladesh, Islas del Pacífico), y que cada vez se asocia más el cambio climático a sucesos meteorológicos extremos, las perspectivas de esta conferencia no son buenas, ya que sólo los países europeos se muestran proclives a comprometerse en un “Kyoto II”, lo que apenas representa un 15% de las emisiones mundiales.

Los países emergentes como Brasil, India y China, se niegan a limitar sus emisiones porque supondría una reducción de su ritmo de crecimiento económico, aunque ven la necesidad de tomar algún tipo de medidas porque ya empiezan a sufrir problemas ambientales graves. En cuanto a EEUU, se espera que la apuesta de Obama por las energías renovables sea el inicio de políticas encaminadas a la reducción de emisiones.

El cambio climático en Euskadi

A pesar de que es habitual el tema del calentamiento global y del cambio climático en los medios de comunicación, creo que en Euskadi es poco conocido cómo nos puede afectar.

El Gobierno Vasco puso en marcha en 2008 una política basada en dos ejes estratégicos: uno, actuar frente al cambio climático y prepararnos para sus consecuencias; y otro, impulsar una cultura de la innovación que permita avanzar hacia una economía vasca sostenible, basada en pautas de producción y consumo limpias, no dependientes del carbono.

Fruto de esa estrategia es el Plan Vasco de Lucha contra el Cambio Climático 2008-2012 que se asienta en dos grandes pilares: mitigación y adaptación. Pretende conseguir que en 2020, en el País Vasco se consolide un modelo socioeconómico no dependiente del carbono, y para ello establece cuatro objetivos estratégicos:

  • Limitar las emisiones de GEI al 14% más que en 1990 (año base).
  • Aumentar la capacidad de remoción de los sumideros de carbono hasta un 1% de las emisiones del año base. Es decir, que los sistemas agroforestales sean capaces de captar esa cantidad de GEI.
  • Minimizar los riesgos sobre los recursos naturales (pérdida de biodiversidad, daños en los ecosistemas, empeoramiento de la calidad de agua y suelo).
  • Minimizar los riesgos sobre la salud de las personas, la calidad del hábitat urbano y los sistemas socioeconómicos.

Y desarrolla varias líneas de actuación:

  • Ahorro y eficiencia energética
  • Fomento de energías renovables
  • Reducción de emisiones no energéticas
  • Gestión de sumideros de carbono
  • Adaptación al cambio: observación, anticipación, adecuación, medios e infraestructuras.
  • Investigación, cooperación, transversalidad.
  • Divulgación y concienciación: compra verde, ahorro y eficiencia, información y sensibilización, educación y formación.

Todo esto se recoge en cuatro programas y 120 acciones concretas.

El organismo encargado de coordinar estas políticas es la Oficina Vasca de Cambio Climático, constituida en 2006 por elDepartamento de Medio Ambiente en la que participan también los Departamentos de Educación, Universidades e Investigación, Industria e Innovación, y Vivienda, Obras Públicas y Transportes. Otros organismos que trabajan con la oficina en su tarea de investigación y conocimiento del cambio climático en Euskadi son:

  • Centro de Investigación de excelencia BC3: Las principales líneas de investigación de este centro son la “Valoración de impacto y vulnerabilidad en el País Vasco”, las “Implicaciones sociales y económicas del cambio climático”, los “Modelos Integrados de Cambio Climático” y los “Modelos de Circulación General de la atmósfera”. El centro está dirigido por el Doctor en Economía Anil Markandya, experto en cambio climático y miembro del IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático).
  • CIC energiGUNE: Centro de investigación cooperativa en el ámbito de la energía. Los principales ejes de actuación se refieren a la investigación básica de excelencia, la transferencia de conocimiento y resultados, y la coordinación de los esfuerzos realizados en I+D+i sobre energías alternativas que están desarrollando los diferentes agentes científico-tecnológicos (universidades, centros tecnológicos, etc.) en el ámbito del País Vasco.
  • Iniciativa Stop CO2: iniciativa de acción en materia de lucha contra el cambio climático que engloba las actuaciones de la ciudadanía, empresas y de las administraciones públicas. Se trata de una iniciativa abierta en la que tienen cabida los compromisos reales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los integrantes de la sociedad vasca.

Emisión de GEI en la Comunidad Autónoma de Euskadi

Anualmente, desde el año 2000, se publica el Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero de Euskadi. Dicho informe tiene por objeto hacer pública la evolución y seguimiento de las emisiones, así como analizar las actividades con mayor potencial. El inventario de emisiones es una herramienta de vital importancia a la hora de desarrollar las políticas ambientales, ya que se expone la información de las emisiones tanto de forma sectorial como por tipo de gases, lo cual da pie a poder realizar análisis de tendencia.

La evolución de las emisiones ha seguido una tendencia reductora desde 2007. La crisis económica está siendo uno de los principales motivos de la reducción de emisiones de la Comunidad Autónoma. Sin embargo, la innovación tecnológica del sector energético e industrial han sido claves a la hora de alcanzar los resultados actuales, consolidando el desacople entre el crecimiento económico y las emisiones de gases de efecto invernadero. Es decir, el desarrollo tecnológico permite que para que la economía crezca no haga falta producir más GEI.

Situación en Euskadi

¿Qué resultados han dado todos estos esfuerzos realizados los últimos años? Veamos las conclusiones del informe de 2011 “Cambio climático: Impacto y adaptación en la Comunidad Autónoma del País Vasco”.

Según los primeros resultados de los modelos disponibles elaborados por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático, para la zona del País Vasco y para finales del s. XXI se espera un aumento de las precipitaciones en invierno y disminución en verano debido al cambio climático, lo que se traduce en una reducción anual de las mismas de entre un 15 y un 20%. Las temperaturas máximas extremas a fin de siglo podrán subir entre 1,5 ºC y 3,5 ºC; y las mínimas extremas entre 1 y 3 ºC. Este aumento térmico junto con la variación de la precipitación, se prevé que afecte a los sistemas humanos y naturales.

Además de los cambios en las variables climáticas, se espera que el nivel medio del mar ascienda entre 29 y 49 cm, lo que podrá provocar el retroceso de las playas para finales del siglo XXI e incremento del riesgo de inundaciones en los estuarios.

Es decir, que las perspectivas no son nada buenas tampoco para nosotros. De forma resumida, algunas pinceladas del panorama que nos espera:

Recursos hídricos

Se detecta en los últimos 50 años una tendencia curiosa, pero que confirma la percepción general: los caudales medios en invierno y primavera (la época más lluviosa) descienden, pero los caudales máximos aumentan. Es decir, que en general llueve menos en esta época, pero cuando llueve lo hace de forma torrencial, originando mayor número de crecidas. Esto altera en gran medida las aportaciones a los sistemas de abastecimiento. Consecuencias de esto: disminución en el aporte de agua en invierno y primavera (entre 6-13%), un aumento del caudal pico (20%) y con ello una extensión del área inundable (3%), promoviendo el aumento de pérdidas por inundación para el 2050 (15%).

Para afrontar esta situación se propone analizar el papel que juegan las diferentes formas de ocupación del suelo (ordenación del territorio) en el balance de agua de las cuencas, contemplando, además, las necesidades de adaptación de las políticas forestales y agrarias para la reducción de la vulnerabilidad hídrica. También es necesario avanzar en el conocimiento de la vulnerabilidad de las redes de suministro de agua con el fin de poder adaptar las redes a medida que vayan cambiando las necesidades.

Por otro lado, debido al incremento esperado en los fenómenos extremos relacionados con la precipitación y, por tanto, el incremento de la peligrosidad de los impactos asociados a los mismos, se plantea el estudio del efecto del cambio climático en las inundaciones de la CAPV, para aportar criterios de priorización y estrategias de adaptación en los instrumentos de gestión y planificación existentes (por ej.: Plan Integral para la Prevención de Inundaciones del País Vasco -PIPI-).

Medio urbano

En 40 de los municipios de la CAPV, en los que reside casi el 80% de la población, pueden verse afectados por 2 o 3 de los eventos extremos climáticos previsibles en la CAPV. Los cambios en el clima afectarán a la salud humana con un aumento de la morbilidad y mortalidad, principalmente por olas de calor e islas de calor (el pasado verano se batieron records de temperatura en lugares como Amorebieta, Laudio y Arrasate) y a un aumento de los episodios agudos respiratorios, especialmente de las alergias. Estos episodios se intensificarían como consecuencia de la ampliación del periodo polínico y del número de días calurosos y secos que potencian la carga ambiental (resultando la región sur la más perjudicada), que afectarían fundamentalmente a la población sensible como la infancia, las personas mayores o personas con movilidad reducida por dependencia y/o discapacidad (para 2020 el 25% de la población superará los 65 años). Aunque yo no entro en esos grupos, quizás sirva como ejemplo: antes sólo sufría la alergia en primavera, mientras que ahora me puede atacar cualquier día del año.

Se prevé que las olas de calor sean cada vez más largas y calurosas, que los veranos sean cada vez más secos, las precipitaciones anuales disminuirán pero la frecuencia de las extremas aumentará con el consiguiente aumento de las inundaciones y sequías. Si a esto le añadimos la subida del nivel del mar, la vulnerabilidad urbana al cambio climático resulta preocupante.

Para abordar este escenario, además de seguir aumentando el conocimiento que nos permita prever los cambios y sus efectos, se hace necesario seguir avanzando en la importancia del diseño urbano en las variables climáticas locales, y por consiguiente en el confort de la ciudadanía, así como en su relación con la calidad del aire. Esto significa que, dependiendo de las características del medio urbano, su impacto en el medio ambiente y por tanto, en el cambio climático, es diferente. Además, es la herramienta adecuada para paliar sus efectos.

Zona costera

Las proyecciones climáticas indican que la costa experimentará cambios a lo largo del s. XXI que incluyen el calentamiento del mar en los primeros 100 m de profundidad (1,5-2,05 ºC) en 2100, ascenso del nivel medio del mar (29-49 cm) en 2050. Las observaciones del nivel del mar en el golfo de Bizkaia durante el s. XX son consistentes con el ascenso proyectado para finales del s. XXI. Específicamente, el análisis de la tendencia para el mareógrafo de Santander ha proporcionado una tasa de ascenso de 2,08 mm/año en el periodo 1943 a 2004. La variación de la temperatura superficial del mar en la costa vasca (Aquarium de Donostia-San Sebastián) en el periodo 1946-2007 indica un calentamiento de 0,026ºC/año desde 1977, similar al de otros estudios realizados a la escala del golfo de Bizkaia. Esto significa que desde 1943 el nivel del mar ha subido más de 12 cm y la temperatura del mar 0,88 ºC.

El impacto del ascenso del nivel del mar máximo proyectado de 49 cm para finales del presente siglo ha sido estimado en 110,8 ha de zonas de riesgo de inundación en la costa de Gipuzkoa y 12 ha en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Los mapas de riesgo de inundación generados permiten localizar el impacto de dicho ascenso en múltiples sectores de la costa. Dicho impacto en la costa será uno de los principales, especialmente en zonas llanas estuáricas (gran parte de ellas urbanizadas). Las playas de arena podrían retroceder entre un 25% y un 40%, siendo uno de los elementos más vulnerables a la inundación costera. En zonas urbanas costeras y portuarias podrán verse afectadas 34 ha de varias localidades de Gipuzkoa. Con el ascenso del nivel del mar, muchas especies verían alterados sus hábitats. Este es el caso de la fanerógama marina Zostera noltii en el estuario del Oka, cuyo hábitat idóneo podría reducirse en un 40% hacia finales del presente siglo por el ascenso del nivel del mar. Esta especie podría por lo tanto considerarse especialmente vulnerable al cambio climático, dado que se encuentra en sólo tres estuarios del País Vasco, y podría verse además afectada por la interacción del calentamiento del agua y del aire y su presumible poca conectividad genética.

Las principales medidas de adaptación al cambio climático en zonas costeras que se plantean en este estudio son:

1) la revisión de la servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre acorde con el ascenso del nivel del mar,

2) proteger y favorecer la conectividad de los hábitats de interés comunitario, limitando la urbanización, así como restaurar las zonas degradadas, aumentando la resiliencia de los ecosistemas y su capacidad de adaptación natural a los cambios,

3) minimizar las presiones actuales que afectan al medio físico y a la biodiversidad litoral y que merman sus bienes y servicios, y

4) evitar las barreras artificiales que confinan el sistema duna-playa-depósitos submarinos y en su caso desembocadura y río/estuario, para mantener el transporte sedimentario natural que previene la pérdida y retroceso de playas y depósitos de arena.

Biodiversidad, ecosistemas y recursos marinos

Además de los cambios ya comentados en la temperatura del agua del mar, también se ha detectado una mayor radiación solar (1,1 W/m2 por día por década desde 1980) y probablemente una menor disponibilidad de nutrientes.

Los escenarios para finales de siglo auguran un incremento de la temperatura del agua de mar de 1,5-2,05 ºC, un incremento de radiación solar estival de 35-40 W/m2.día, una notable acidificación y una disminución en la disponibilidad de nutrientes. Ante estos escenarios se esperan cambios biológicos y ecológicos que afectarán profundamente a los diferentes ecosistemas de la costa vasca alterando también el aprovechamiento de los recursos marinos.

Recomienda ampliar la cobertura de los estudios para mejorar la seguridad y la resolución de las simulaciones, ya que al ser las especies marinas muy sensibles a pequeños cambios ambientales, se prevén en futuros escenarios climáticos profundos cambios en la estructura y composición de las comunidades marinas, con el riesgo añadido de producirse una expansión de especies foráneas favorecidas por el tráfico marítimo y por vías naturales ante las nuevas condiciones climáticas. Los cambios que se vayan produciendo en el medio marino nos indicarán de forma anticipada los cambios potenciales que se podrán ir produciendo en el medio terrestre.

Biodiversidad, ecosistemas terrestres y recursos edáficos

El incremento de la temperatura y de periodos de sequía estival facilitaría la expansión de especies foráneas, especialmente de origen mediterráneo, y dificultarían la presencia de otras. También cambiarían las características del suelo, su vulnerabilidad a la erosión, su contenido en materia orgánica y la fauna que alberga.

Recursos agropecuarios y forestales

El sector agrario se verá afectado en gran medida por su vulnerabilidad al sistema cultivo-clima-suelo. Se hace necesario mejorar los modelos de simulación para ampliar el conocimiento de los impactos venideros en orden a poder proponer las medidas de adaptación oportunas. En cuanto al sector forestal, los modelos utilizados reflejan una clara tendencia de disminución del espacio geográfico que va a reunir las condiciones ambientales futuras capaces de mantener poblaciones viables para algunas de las especies forestales.

 

Conclusión

Como vemos, las perspectivas no son nada optimistas para Euskadi. Cierto es que, aunque se tomasen medidas aquí en el sentido propuesto por este plan, si no se actúa a escala global, de poco servirán nuestros esfuerzos. Pero también es cierto que no podemos exigir a otros, especialmente a los países menos desarrollados y por tanto menos culpables del cambio climático, que desarrollen iniciativas al respecto si no lo hacemos nosotros.

En cualquier caso, es un problema global que nos afectará en mayor o menor medida a todos. Y es responsabilidad de todos los niveles de la sociedad: gobiernos, empresas, agentes sociales y ciudadanía, aunque no con el mismo grado. La mayor responsabilidad corresponde a los gobiernos, y se les debe exigir sensibilidad a los problemas actuales y capacidad de prever los futuros para evitarlos o por lo menos minimizarlos.

Aunque la experiencia nos haga ser pesimistas respecto a los resultados de la cumbre de Doha, esperemos que, a poder ser sin tardar mucho y por el bien de todos, se empiece a actuar en serio, dejando aparte los intereses a corto plazo de unos pocos.

Bibliografía

Disponibles en www.ihobe.net/Publicaciones/Listado.aspx?IdMenu=750e07f4-11a4-40da-840c-0590b91bc032:

  • Plan Vasco de Lucha contra el Cambio Climático 2008-2012, Gobierno Vasco.
  • Cambio climático en la CAPV 2011, Gobierno Vasco.
  • Cambio Climático: Impacto y adaptación en la Comunidad Autónoma del País Vasco 2011.